Entre polémica, noticias falsas y debates: Red 5G a punto de cambiar nuestras vidas

Ciencia y Tecnología

Las redes inalámbricas 4.5G (LTE) evolucionaron para dar paso a la red 5G , tecnología que según los expertos ocupará más del 10% de conexiones móviles mundiales en el 2023. Esta nueva generación de tecnología inalámbrica promete llegar a cambiar nuestras vidas, revolucionar la forma de comunicarnos y de relacionarnos con nuestros objetos. Esa realidad está cada vez más cerca, en poco tiempo seremos capaces de enviar o recibir información a una velocidad mucho mayor al tiempo de reacción del ojo humano, conectados a una red que soporta un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado, navegando a 10 gigabytes por segundo.

Los avances resultantes de la implantación de la red 5G desatarán un ecosistema masivo de IoT (Internet of things), podremos conectarnos a objetos cotidianos como los apagadores, electrodomésticos de cocina, equipo de audio, celulares y sistemas de seguridad del hogar simultáneamente, mientras que estos se comunican entre ellos. Los sistemas de vehículos autónomos serán más seguros y eficientes, aunado a que se facilitará el desarrollo de programas para la gestión del tráfico. Los avances incluso podrían mejorar los procesos de seguridad pública, el uso de energía y la automatización de infraestructuras.

En pocas palabras, la implantación de la red 5G será un gran paso hacia las ciudades inteligentes. Lo anterior gracias a que esta red usa frecuencias más cortas (ondas milimétricas entre 30GHz y 300GHz) lo cual amplia la capacidad de área de cobertura y ofrece una latencia muy baja, de tan solo un milisegundo, esto es el tiempo que los datos tardan en recorrer la distancia entre el emisor y el receptor. 

Fuente: Business Insider 

Este abanico de posibilidades que nos ofrece la red 5G ha llegado, entre tanto, con una enorme cantidad de noticias falsas que suscitan al debate y encaran a la verificación de datos contra la desinformación. 

Entre los argumentos más usados en contra de la red está el que expone el daño que la radiación electromagnética podría tener en los humanos, como provocar cáncer. Este argumento se sustenta en la clasificación como “posibles carcinógenos” a toda la radiación de las frecuencias de radio que otorgó la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC). No obstante, la calificación que tiene la tecnología inalámbrica, también otorgada por la OMS, es de cancerígeno nivel 2B, la cual es una catalogación muy genérica que incluye sustancias poco nocivas como el café o el aloe vera y se encuentra por debajo de la carne procesada. 

Además del riesgo contra la salud, quien se pronuncia en contra teme por la seguridad de sus datos personales. La red hace uso de la ubicación física e información personal disponible en todo momento, por lo cual datos sensibles podrían quedar expuestos a sufrir hackeos, espionaje o robo de identidad. Serán necesarias configuraciones y estrategias actualizables para evitar los usos poco éticos de esta red. Esta preocupación tiene un sustento razonable, aun así, en los veinticuatro países que cuentan con la conectividad 5G, no han presentado ataques cibernéticos, los ataques han sido más bien físicos. 

En Inglaterra se detectaron casos de personas destruyendo antenas de telefonía. Según informa “The Guardian” en el mes de abril se reportaron cincuenta incendios contra torres de celulares. Estos ataques ocurrieron tras la circulación del mito de que la red 5G propaga el coronavirus. Quienes han difundido información sin sustento han planteado, incluso, hipótesis distintas, como que la gente que ha fallecido por coronavirus en realidad murió a causa de la radiación o que existe un complot global para instalar torres de telefonía móvil y rastrear a la población mundial a través de vacunas hechas por Bill Gates. 

Redes sociales como twitter y youtube han tomado la decisión de borrar noticias falsas sobre la red 5G y bloquear videos que relacionen la red con la pandemia. Esta medida busca detener la desinformación masiva y promover la verificación de datos en pro de la ciencia y la tecnología. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *