Salud mental en tiempos de coronavirus

Sin categoría

El estrés, la incertidumbre y el miedo a la nueva normalidad se han vuelto parte de la vida diaria gracias a la pandemia de COVID-19 y es algo a lo cual prestar atención.

El 2020 no sólo ha traído consigo una pandemia, ha significado un cambio en el estilo de vida del grueso de la población mundial y una de sus repercusiones ha sido en la salud mental. 

La desesperación y la melancolía son comunes ante la realidad que se está viviendo; el aislamiento, la lejanía de los seres queridos, la línea difuminada entre los espacios de trabajo y descanso, los horarios, el miedo a enfermarse y para algunos eso está aunado a vivir con coronavirus o tener a un ser querido con la enfermedad.

El estrés es una reacción normal del cuerpo ante los problemas de la vida, se siente en la escuela, en el trabajo, en la casa y en las relaciones personales, y es más común ante una crisis como la actual. Es importante aprender a manejar el estrés mediante una correcta alimentación, suficientes horas de sueño y ejercicio. 

Pero hay que reconocer cuando los sentimientos son abrumadores y dejan de ser comunes para convertirse en una enfermedad mental. De acuerdo a la Secretaría de Salud, cerca de 15 millones de mexicanos padecen trastornos como ansiedad y depresión, siendo incluso, esta última, para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la segunda causa de discapacidad en el mundo. Por lo cual se puede decir que es más común de lo que creemos pero para poder tratarlas debemos identificarlas y quitar el estigma a su alrededor. 

Sentirse triste o abatido son sentimientos normales, al igual que el miedo y la tensión ante ciertas situaciones, pero cuando estos duran más de unos días y se vuelven un impedimento para desarrollar las actividades diarias es necesario pedir ayuda. No se debe esperar a que desaparezcan solos porque puede empeorar. 

Habiendo pasado el Día Mundial de la Salud Mental (10 de octubre), cabe recordar que hay muchas organizaciones e instituciones que brindan apoyo para todo aquel que lo necesite en estas épocas:

  • Línea de la Vida: servicio gratuito y confidencial, 24 horas, 800 911 2000
  • Programa de Atención Psicológica a Distancia de la UNAM: gratuito, 55 5025 0855
  • Centros de Integración Juvenil: Servicio gratuito, lunes a viernes de 08:30-22:00, 55 4555 1212 
  • Instituto Nacional de Psiquiatría: 800 953 1704 y 55 5655 3080
  • Psicólogos Sin Fronteras: lunes a viernes de 08:00 a 18:00, 55 4738 8448

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *