Kirguistán, en medio de Asia y de una crisis política

Sin categoría
 Manifestantes en Bishkek, Kirguistán, el pasado 5 de octubre. 

Escrito por: Carolina Nava Estrada.

El pasado 5 de octubre se llevó a cabo una manifestación en Kirguistán, país de Asia Central, debido a que recientemente se publicaron los resultados de sus elecciones parlamentarias. La población presionó al Comité Electoral Central para que anule el resultado de dichas elecciones, las cuales han sido acusadas de ser falsas y compradas. Este suceso desestabilizó la esfera política y social del país.

En el país central asiático de Kirguistán, se llevaron a cabo votaciones parlamentarias elpasado 4 de octubre, donde compitieron 16 partidos por 120 escaños y en las cuales los resultados reflejaron un 7% de aprobación de las agrupaciones cercanas al actual presidente, Sooronbay Jeenbekov. Esto generó que los partidos de oposición denunciaran los resultados como falsos, al mismo tiempo que acusaron a las fuerzas gubernamentales de comprar estos votos. Se evidenció la existencia de irregularidades en la entrega de boletas, votantes sobornados y el traslado de ciudadanos.

Estas denuncias generaron molestia en la población, quien decidió reunirse en la capital del país, Bishkek, el 5 de octubre, donde se llevó a cabo una manifestación pacífica. Al llegar el anochecer, un grupo de manifestantes decidió tomar las instalaciones del Parlamento por la fuerza. Ante estas amenazas, la policía de la capital reaccionó usando granadas de aturdimiento, gas lacrimógeno y cañones de agua, con la finalidad de dispersar a los ciudadanos que se encontraban en la plaza. 

Foto tomada el 9 de octubre del 2020. Ciudadanos continúan con manifestaciones en Kirguistán

Horas más tarde, grupos de manifestantes lograron tomar por la fuerza la alcaldía y el Comité Nacional de Seguridad, en donde se encontraba preso el expresidente por cargos de corrupción pero este fue liberado por los ciudadanos. También se puso en libertad al ex primer ministro, Sadyr Japarov, quien se encuentra fungiendo el cargo en este momento.

El 12 de octubre, el presidente de Kirguistán decretó que el país había entrado en un estado de emergencia que duraría una semana y que, por lo tanto, quedaban prohibidas las protestas. Se establecería un toque de queda y se implementarán controles para restringir la libertad de movimiento. A pesar de que el Parlamento debe aprobar dicho decreto, el ejército ya se encuentra movilizado en las calles de la capital. Sooronbay Jeenbekov también anunció que todos los medios de comunicación quedarían sujetos a controles proveídos por el Estado. 

Después de las manifestaciones del 5 de octubre, la Comisión Electoral Central anuló los resultados de las votaciones del 4 de octubre. El Parlamento quedó a cargo de elegir al nuevo Primer Ministro. Sadyr Japarov tuvo que ser elegido como primer ministro en tres ocasiones diferentes para que, finalmente, el presidente Jeenbekov reconociera su victoria este miércoles 14 de octubre. 

Tras los hechos, la Corte Suprema de Justicia ordenó una nueva investigación y el presidente Jeenbekov, en una entrevista con BBC, admitió que estaba dispuesto a presentar su denuncia si esto ayudaría a resolver la crisis existente, la cual aseguró que no tenía como motivo principal anular los resultados de las elecciones, sino sacarlo del poder.

Asimismo, Japarov ratificó, en una rueda de prensa posterior a su última elección, su alianza con Moscú, a quién señaló como un socio estratégico. Este aseguró, en un comunicado del servicio de prensa del líder kirguís, que Rusia ha apoyado a Kirguistán durante esta crisis política: Rusia ha expresado su preocupación y ha ofrecido la asistencia para resolver la situación desde el principio”. 

Organismos internacionales como Human Rights Watch aseguran que, a pesar del estado de conflicto en el que se encuentra el país, las autoridades deben tener como prioridad proteger a los ciudadanos y garantizar que las medidas impuestas sean estrictamente proporcionadas a su objetivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *