¿Qué dice de México sus respuestas a la Crisis en Ucrania?

Opiniones

Spoiler: Más de lo que creemos.

Escrita por: Benjamín Vigueras Martínez

Foto: Infobae

México ha estado condicionado históricamente a tener una política exterior muy particular. Esto es resultado de su proceso de independencia, su cercanía con Estados Unidos y su inmersión en las dinámicas globales de ideologización cómo la Guerra Fría. Esta política exterior ha estado guiada generalmente por la doctrina Juárez, la doctrina Carranza y la doctrina Estrada. De manera muy breve, estas doctrinas abogan por la no intervención extranjera, el reconocimiento de la igualdad de los Estados, la no diferenciación en legislación interna o externa para garantizar igualdad y el respeto al derecho de la autodeterminación de los pueblos. 

Esta postura no ha estado alejada de debates: Por un lado, están las personas que sugieren que la neutralidad en una situación de injusticia es elegir el lado de la opresión; por otro lado, están las personas que sugieren que un papel neutral garantiza posiciones estratégicas. Ambas posturas tienen algo de verdad y ambas deberían coexistir en la realidad mexicana. Sin embargo, ese no será el tema central de este artículo. Más allá de la fundamentación teórica, la política se ve en el día a día, con las acciones y omisiones de los gobiernos. En este texto nos centraremos justo en eso.  Bajo la luz de lo que está ocurriendo en Ucrania. ¿Cómo se ha posicionado México y que implicaciones tiene? 

Acciones Puntuales

El gobierno de México realizo esfuerzos para garantizar la repatriación de personas tanto en territorio ucraniano, cómo en las embajadas de México en Rumania y Polonia a través de la Fuerza Aérea Mexicana. El día viernes 4 de marzo de 2022 llegó el primer avión con 81 personas pertenecientes a familias México-ucranianas a la Ciudad de México. El vuelo partió de Rumania e hizo Escala en Irlanda y Canadá. El Canciller Marcelo Ebrad señaló que, de ser necesario, el gobierno mexicano volvería a enviar un avión para garantizar la repatriación de más familias mexicanas. Mientras tanto, se continuará con labores de protección y atención a las personas que se acerquen en busca de seguridad.

Esta postura es reflejo de lo que ha sido México en términos históricos, un país de asilo. Es verdad que no es una contribución considerable considerando la escalabilidad del conflicto, pero también es un acierto garantizar la protección de nuetrxs compatriotas siempre que sea posible. 

Juventudes de Morena

Las juventudes de Morena del Estado de México enviaron una carta a la embajada de Rusia en México. En esta carta manifestaban su apoyo a las acciones tomadas por el gobierno del Kremlin. Entre otras cosas, la carta señala que es responsabilidad de la OTAN y la Unión Europea armar a Ucrania para atacar a personas rusas en ese territorio; culpan a los medios occidentales por la desinformación esparcida sobre las razones detrás del conflicto y establecen que lo que está ocurriendo con Rusia es un acto de defensa de la ciudadanía rusa en estos territorios. 

La embajada de Rusia agradeció el apoyo y la solidaridad de este grupo de jóvenes a través de sus redes sociales. Por otro lado, Morena se deslindó de las acciones tanto a nivel Estado de México, cómo a nivel nacional. 

Este discurso que comparten en cierta medida con AMLO (aunque el presidente de una manera mucho más matizada) viene de un lugar que podría ser legítimo, pero que no termina por serlo cuándo se comparte así. Tenemos que entender que la oposición a las dinámicas imperialistas de occidente no tiene que verse cómo la defensa de Rusia. Es verdad que Estados Unidos ha invadido países, matado personas inocentes y violentado la soberanía de muchas regiones. También es verdad que estas acciones han sido menos criticadas por la comunidad internacional. Sin embargo, las críticas no son mutuamente excluyentes: podemos seguir condenando el imperialismo occidental mientras condenamos las acciones militares por parte de Rusia. Es incluso más congruente con los principios que intenta defender México ir en contra de cualquier país grande atacando a uno pequeño, independientemente de sus orientaciones políticas. Cuándo por acción u omisión preponderamos una sobre otra, hacemos parecer que los ideales de la nación que perpetra el crimen están por sobre las personas que viven en ella. 

Declaraciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores y nuestra Representación en la ONU

En congruencia con los principios de nuestra política exterior, México se limitó a posicionarse inicialmente como un país que aboga por la resolución pacífica de conflictos. La embajadora permanente alterna de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Alicia Buenrostro señaló en una sesión del consejo de seguridad que las acciones del gobierno ruso violan principios internacionales fundamentales cómo el respeto a la integridad territorial de los Estados y la no intervención en los asuntos internos. Añadió que Rusia se había comprometido previamente a no invadir Ucrania y que esperaría que se mantuviera ese compromiso. 

Tras solicitudes formales por parte de la embajada de Ucrania en nuestro país, así como pláticas con integrantes de la comunidad internacional, México adaptó su posicionamiento a uno más fuerte, condenando las acciones del gobierno ruso y nombrándolas una invasión. 

Cómo parte de su rol cómo miembro rotativo del Consejo de Seguridad, México, junto con otros 10 países del Consejo, convocó a una resolución llamada Unión pro-paz con el fin de que la Asamblea General analice el conflicto entre Rusia y Ucrania para generar otra resolución que intente resolverlo. Al momento de votar por la resolución en la Asamblea General, México mantuvo su postura y votó a favor. 

Declaraciones de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló en una conferencia matutina que él prefiere fomentar la amistad entre los pueblos, por lo que no “le entra” a las sanciones económicas a las personas en Rusia. Señaló que está a favor de proteger a todas las personas y que México será un país de refugio. 

La paz no se construye con balazos. Siempre que podamos debemos priorizar los abrazos. Sin embargo, hay problemas que no se resuelven con ninguno de los dos. México debería tener capacidad de contribuir al desarrollo de una sociedad más justa través de mecanismos de resolución pacífica de conflictos. Si las sanciones a Rusia son sanciones a las oligarquías y grandes empresas, es poco probable que se afecten las personas y por lo tanto, México podría sumarse según lo que sus posibilidades se lo permitan. No hacerlo podría tener sentido desde una lógica interna, para evitar represalias o para no afectar nuestra economía de manera que se dañen las personas vulnerables. Cuando evitas sancionar por una lógica de “neutralidad”, si estás eligiendo un bando de manera activa. 

Se hizo viral en redes sociales y medios de comunicación tradicionales una comparativa del número de muertes entre el conflicto en Ucrania con las muertes en nuestro país. Las cifras son alarmantes, puesto que México no es un país que esté enfrentando lo que normalmente denominamos un conflicto armado y aun así nos equiparamos en números de muertes. Las respuestas por la figura del poder ejecutivo en nuestro país a ambos sucesos han sido ineficientes. Sucesos tan sorprendentes cómo la ejecución pública de al menos 14 personas en Michoacán no recibe los nombramientos adecuados y se intenta minimizar con discursos que cambian el foco de la conversación. Lo que preocupa no es la falta de posicionamiento, porque si hay un posicionamiento claro, al menos en discurso. Lo que preocupa es que los posicionamientos de nuestro país ilustran las prioridades de nuestro gobierno, en especial cuándo no se acompañan de acciones claras. Al parecer sus prioridades son ciegas a las cifras y ciegas a las vidas. Discusiones sobre cuál se debería priorizar o si son temas relacionados será tema de otro artículo, pero me parece un ejemplo muy ilustrativo de respuestas ambiguas  a problemas serios.

En más de una ocasión se ha dicho que actualmente, la mejor política de México es la política exterior. Es verdad que nuestro cuerpo diplomático ha actuado de la mejor manera posible dadas sus limitaciones. Hacen lo que se puede con lo que se tiene. También es verdad que las decisiones de nuestro presidente no cambian mucho las realidades objetivas de nuestro país en términos de nuestra posición internacional. Sin embargo, una posición más cohesionada le daría mucha más legitimidad y fuerza a nuestros discursos, lo que en la potencialidad puede agregar un grano de arena en la lucha por pacificar Ucrania y garantizar la seguridad de las personas que viven ahí.