Una nueva vinculación a proceso por la Estafa Maestra

Nacional

La vinculación a proceso pone a la justicia un paso más cerca de la verdad detrás de la Estafa Maestra.

Escrito por: Mariana González Correa y Benjamín Vigueras

Fuente: Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción

El 5 de octubre, un juez federal vinculó a proceso a José Antolino Orozco Martínez por el delito de uso ilícito de atribuciones y facultades. Esto debido a su presunto involucramiento con la Estafa Maestra, al haber trabajado bajo el mando de Rosario Robles de 2013 a 2018. A pesar de que es solamente una de las diversas personas implicadas en las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre la Estafa Maestra, su vinculación a proceso se ha consolidado como el último avance para conocer la verdad y buscar una reparación por los daños causados por este esquema de corrupción.

¿Qué es la Estafa Maestra?

La Estafa Maestra es como se le denominó a la investigación periodística publicada por Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en 2017, realizada a partir del informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre el gasto del gobierno de Enrique Peña Nieto en 2013 y 2014. Encontraron que hubo irregularidades en la asignación de contratos en 11 dependencias federales, entre las que destacan la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), etc. En términos generales, se detectó que, de los 7 mil 670 millones de pesos utilizados para dichos contratos, 3 mil 433 millones desaparecieron. Por lo anterior, se visualizó un modus operandi de desvío de recursos públicos, en el que las dependencias, por medio de contratos con universidades y televisoras públicas, asignaron recursos a 128 empresas ilegales o fantasmas que no tenían la capacidad para dar los servicios contratados.

Partiendo de este trabajo periodístico, la Procuraduría General de la República –ahora FGR– comenzó las investigaciones sobre la Estafa Maestra en 2018, con la denuncia penal en contra de Emilio Zebadúa –oficial mayor de la Sedesol de 2012 a 2015 y de la Sedatu de 2015 a 2018, bajo el mando de Rosario Robles– presentada por la ASF. Desde ese momento, las investigaciones y sus consecuentes procesos judiciales han continuado contra personas probablemente involucradas.

Una de las personas cuyo caso destaca es Rosario Robles, por ser la primera procesada por este esquema. Robles –titular de la Sedesol de 2012 a 2015 y de la Sedatu de 2015 a 2018– fue detenida e imputada por presuntamente no haber impedido que estas dependencias firmaran los contratos fraudulentos en agosto de 2019. Unas semanas después, fue vinculada a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público, con la medida cautelar de prisión preventiva justificadaen el reclusorio de Santa Martha Acatitla por riesgo de fuga. A partir de ahí, aunado a los múltiples amparos y recursos de revisión sobre la modificación de prisión preventiva, se ha visto envuelta en otro proceso penal en su contra  por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Recientemente, se hizo público que Augusto Octavio Mejía Ojeda –titular del Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal– ordenó a Alejandro Gertz, quién es Fiscal General de la República, a abstenerse de realizar manifestaciones o juicios de valor sobre la culpabilidad de Rosario Robles. Esta situación se da después de que Robles promoviera un amparo como consecuencia de las declaraciones hechas  por Gertz en una conferencia ante el Colegio de México. Básicamente, en las declaraciones Gertz establece que la razón por la que se les da un trato diferenciado a Emilio Lozoya y Rosario Robles es porque el primero dañó comparativamente menos a la nación y porque está colaborando con el gobierno mexicano; mientras que la segunda no correspondió la conducta solidaria que merecía el estado dada la jerarquía de sus acciones.

¿Cuál fue el presunto rol de Orozco Martínez en este esquema de corrupción?

De 2013 a 2015, cuando Rosario Robles era titular de la Sedesol, Orozco Martínez fungió como su director general de Geoestadística y Padrones de Beneficiarios. Cuando Robles salió de la Sedesol para presidir la Sedatu, Orozco Martínez trabajó como Jefe de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace en dicha secretaría de 2015 a 2018. Por ende, sus indudables nexos con Robles durante la comisión del desvío de recursos lo ataron al caso en las investigaciones de la FGR. De hecho, en 2019, la Fiscalía había abierto un proceso en su contra por uso indebido de facultades; no obstante, al testificar en contra de Rosario Robles, la FGR desistió de su acusación en mayo de ese año.

En el proceso penal al que se enfrenta actualmente, se le acusa por contratar ilícitamente diversos servicios con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, por 77 mil 847 millones 014 pesos con 40 centavos. La universidad subcontrató el 93.98% del importe recibido y no prestó el servicio por el que fue contratada en primer lugar. De ser comprobado, este modelo de operación sería congruente con todo el esquema de la estafa maestra.

Aristegui Noticias publicó una declaración de Emilio Zebadúa ante la Fiscalía General de la República. Según esta declaración, Rosario Robles se reunía con su equipo en su oficina, que estaba ubicada en el último piso de la Secretaría de Desarrollo Social para establecer mecanismos, diseñar estrategias jurídicas y determinar las empresas con las que se darían los esquemas de contratación de la estafa maestra. Antolino Orozco formaba parte de este equipo. La principal función de ese esquema de operaciones era destinar recursos a brigadas de propaganda política para Rosario Robles, Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Osorio Chong. En esta misma declaración se establece que José Antolino Orozco Martínez,  quien en ese momento era jefe de la Unidad de Políticas, Planeación y Enlace Institucional, estuvo a cargo de un convenio con la Universidad Politécnica de Quintana Roo por más de 20 millones de pesos. Estos convenios, según Zebadúa, tenían como propósito final lograr la compra de votos para los gobiernos del Estado de México.

Por estos sucesos documentados en la investigación de la FGR, José Antolino Orozco Martínez fue detenido a finales de septiembre por la Policía Federal Ministerial. Luego de su detención, se realizó la audiencia inicial de imputación y vinculación a proceso y, aunque fue diferida unos días, el pasado 5 de octubre el juez de control resolvió su vinculación a proceso. De esta forma, el exfuncionario de Sedesol se convirtió en la cuarta persona detenida por la Estafa Maestra, luego de María de la Luz Vargas, Luis Antonio Valenciano y Esteban Cervantes. Sin embargo, Esteban y Luis son figuras privadas más que representantes políticos. Pese a que todavía quedan muchas personas posiblemente implicadas por investigar, aprehender y procesar debidamente –como Emilio Zebadúa, Alejandro Vera Jímenez o la propia Rosario Robles–, esto podría representar un paso más para intentar llegar a la verdad detrás de la Estafa Maestra, uno de los escándalos de corrupción más significativos de nuestro país.