Reforma a la ley del INPI: En favor de la equidad de género para mujeres indígenas y afromexicanas.

Nacional
Foto: Gobierno de México

Escrito por: Maryel Sánchez

La cámara de Diputados reformó la Ley del INPI para incluir a mujeres indígenas y afromexicanas en instancias de violencia de género.

La Cámara de Diputados acepta reformar la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas en favor de la inclusión de mujeres indígenas y afromexicanas en instancias para la prevención, sanción y erradicación de la violencia de género.

El pasado martes 16 de febrero de 2021, mediante una transmisión en vivo en la cuenta oficial de la Cámara de Diputados, se anunció la aprobación del proyecto de decreto para la reformación de diferentes disposiciones que conforman la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) con 450 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones. Entre los objetivos se encuentran la incorporación de los principios de paridad de género, la erradicación de la violencia y el cumplimiento de derechos de mujeres indígenas y afromexicanas.

Desde el pasado 6 de junio de 2019, fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la Reforma Constitucional en Materia de Paridad de Género con el objetivo de suprimir la violencia, pobreza, desigualdad y exclusión de mujeres indígenas y de origen afromexicano en la política nacional. Sin embargo, fue hasta este 16 de febrero que el senado avaló dichas reformas, un hecho histórico en México; un “triple triunfo en favor de las mujeres indígenas” de acuerdo con la diputada y presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, Irma Juan Carlos.

En palabras de la diputada y coordinadora del PRD, Verónica Beatriz Juárez Piña, la necesidad de esta reforma radica en el rechazo social, educacional y laboral que sufren las mujeres indígenas y afromexicanas dado el tono de su piel y su procedencia étnica, haciéndolas uno de los sectores más vulnerables e invisibilizados de la sociedad, sin acceso a estudios superiores ni puestos directivos que ayuden a su crecimiento profesional y a mejorar su calidad de vida.

Entre los artículos que fueron reformados se encuentran: 4, 6, 12, 13, 16, 18, 24, 25, 26, 28 y 29; en ellos se promueve la inclusión de las mujeres en los programas del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, así como en la elección de las y los funcionarios del Insitituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). Por otro lado, se asegura la igualdad de circunstancias y oportunidades para hombres y mujeres por medio del uso del lenguaje inclusivo.

Sin lugar a dudas, es un gran paso en la política mexicana que marca el inicio de un gobierno del que más mujeres serán parte, esta vez como representantes, no solamente del sector femenino poblacional, sino de los pueblos indígenas que durante tantos años han estado sumergidos en la marginación e imperceptibilidad. Cada vez es más grande la aceptación, la apertura y las posibilidades para las mujeres que desean desempeñarse en puestos importantes que competen al bien común y al bien social.