Ponen a disposición de la justicia mexicana a Eduardo Arellano Félix

Nacional

¿Qué sigue para el ex líder del cártel de Tijuana?

Escrito por: Maryel Sánchez 

Fuente: SSP

El 23 de agosto, Eduardo Arellano Félix –líder del Cártel de Tijuana– fue deportado y entregado al gobierno mexicano, después de pasar 13 años cumpliendo una sentencia en Estados Unidos por delitos relacionados al tráfico de drogas entre México y Estados Unidos, y por lavado de dinero.

El pasado lunes 23 de agosto de 2021, Eduardo Arellano Félix, último líder conocido del Cártel de Tijuana, fue entregado por autoridades estadounidenses a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) del gobierno mexicano en Brownsville Matamoros, tras 13 años de detención en la prisión federal de baja seguridad de Allentown, Pensilvania. 

A finales de los años ochenta, Benjamín Arellano, su hermano mayor, se mudó a Tijuana junto a Javier Caro Payán, encargado de la plaza del Cártel de Guadalajara en dicha ciudad fronteriza, con la intención de adentrarse en el tráfico de cocaína y marihuana. En 1989, el líder del Cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo alias “el Jefe de jefes”, fue arrestado, obligando a Caro Payán a huir a Estados Unidos y dejando en manos de los Arellano Félix la plaza correspondiente al Cártel de Guadalajara. Con Ramón y Benjamín Arellano al mando, se fundó el Cártel de Tijuana en el norte del país, con el respaldo de sus otros ocho hermanos, todos originarios de Culiacán, Sinaloa. 

Pronto se formaron alianzas e intercambios de narcóticos, autos robados y el tráfico de personas de China a Estados Unidos, entre el cártel y Japón, Hong Kong, así como el abasto de cocaína por parte del cártel de Medellín y Cali en Colombia. 

En 2002, Ramón Arellano fue asesinado en un enfrentamiento armado, Benjamín fue condenado a 25 años de cárcel en Estados Unidos por múltiples cargos y, en 2006, Francisco Arellano fue sentenciado a cadena perpetua, dejando a cargo al más joven de los hermanos, Eduardo Arellano alias “El Doctor”, dados sus estudios en medicina.

Eduardo Arellano fue objeto de búsqueda por la Interpol en 180 países por órdenes de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, cuyo gobierno ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su captura. Finalmente, en 2008, fue detenido en Tijuana y, en agosto de 2013, fue extraditado a una corte federal de California, Estados Unidos, para cumplir una sentencia de 15 años por los delitos de lavado de dinero, tráfico de drogas, conspiración para el uso de ganancias ilícitas y su presunto cargo como director financiero del cártel de los Arellano Félix. 

Después de 13 años cumpliendo sentencia en el complejo correccional federal de Allenwood, Pensilvania, a “el doctor” le fueron perdonados dos años de sentencia y fue puesto en libertad entregándolo a su país natal, México, en donde fue sujeto a prisión preventiva el 29 de agosto de 2021.

En definitiva, el Cártel de Tijuana fue parte clave en el tráfico de narcóticos de México a Estados Unidos, y la detención del último de los hermanos Arellano Félix representó el fin de los enfrentamientos y persecuciones que se suscitaron durante años. Pese a la buena conducta y reducción de la sentencia de Eduardo Arellano en el país vecino, aún queda la expectativa al dictamen por parte del gobierno mexicano, que definirá el destino de quien, por años, fue el líder de los cárteles más peligrosos de la república.