Oaxaca: el primer estado en prevenir la salud de las infancias

Nacional
Imagen: El Sol de San Luis/Cuartoscuro

Escrito por: Anahí Lima

El miércoles pasado, el Congreso de Oaxaca aprobó la adhesión del Artículo 20 Bis a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. Con 31 votos a favor, se convirtió en el primer estado en prohibir la venta, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico. La propuesta, presentada por la diputada Magaly López Domínguez, tiene como objetivo que sean los padres y madres de familia, así como los tutores legales, los que decidan sobre el consumo de estos productos por los menores de edad.

La noticia causó revuelo en los sectores empresariales. Al ser denominada como una medida punitiva, se enfatizó en los pequeños negocios que ya se encuentran en peligro debido a la pandemia. Sin embargo, López Domínguez lo asemejó a la prohibición de venta de cigarros y alcohol a menores, pues al igual que esos productos, el alto contenido de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas “deviene en obesidad, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades”.

Esta nueva legislación llega en un momento oportuno para dar continuidad al discurso que se originó a raíz de la epidemia por COVID-19: la alta tasa de problemas de salud crónicos que sufre la población mexicana. Hugo López Gatell, quien ha fungido como vocero oficial en el avance de la pandemia, es uno de los responsables en discutir recientementeel papel de las bebidas azucaradas y la comida que comúnmente se reconoce como chatarra, refiriéndose a estos, por ejemplo, como “veneno embotellado”. Pese a las críticas por estas declaraciones, previo a la pandemia, él ya era promotor de las políticas gubernamentales a favor del nuevo etiquetado de los alimentos procesados; la nueva NOM-051, encargada de dicha tarea, entrará en vigor en octubre de este año.

Mientras tanto, se rumora que la Ciudad de México está considerando seguir el camino trazado por el Congreso de Oaxaca, de acuerdo con varios medios, sin embargo, independientemente de cómo influya esta legislación en otras entidades del país, el impacto de estas medidas, lejos de ser cuestión de política mediática, significarían un avance en el combate a los graves problemas de salud que existen en el país y, también, en la protección y prevención de las infancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *