México despliega 10 mil soldados en la frontera sur para detener el flujo migratorio

Nacional

México acordó con el gobierno estadounidense el despliegue de 10 mil soldados en la frontera sur de México para bloquear el flujo de migrantes de países centroamericanos y sudamericanos al norte del continente americano.

Escrito por: Daniela Jocelyn Tovar Hernández

Elementos Cuartoscuro/Animal Político

El pasado lunes 12 de abril, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó en una conferencia de prensa que el gobierno de México acordó con el gobierno estadounidense el despliegue de 10 mil soldados en la frontera sur de México para bloquear el flujo de migrantes de países centroamericanos y sudamericanos al norte del continente americano. Los gobiernos de Guatemala y Honduras también tendrán participación en este plan con sus respectivos militares para bloquear el cruce entre fronteras, asegurando también que esta medida fungirá como protección a menores de edad de contrabandistas y traficantes.

De acuerdo con Tyler Moran, asesor presidencial sobre Inmigración en Estados Unidos, los acuerdos establecidos con el gobierno mexicano consisten de dos enfoques; el primero implica revisar los protocolos para el procesamiento de los menores no acompañados en Estados Unidos, mientras que el segundo supone ahondar en las causantes de los altos niveles de migración: “estamos abordando las razones por las cuales las personas vienen a la región […]”. 

Únicamente en marzo de 2021, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos registró 171 mil migrantes en el área fronteriza, de los cuales 18 mil 800 eran menores de edad no acompañados. El mayor pico de la ola migrante había sido registrada en mayo de 2019, con 11 mil 861 niños.

Ante esta decisión, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) afirmó que el gobierno de México “favorece una migración ordenada, segura, regular y con apego a los derechos humanos”. Además, insiste en el fomento del desarrollo económico y social para mitigar en su totalidad el flujo migratorio.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, urgió a las autoridades estatales y locales de Chiapas, Tabasco y Campeche a trabajar en colaboración con las fuerzas federales para frenar el flujo de niños y niñas en la zona fronteriza. A través del Instituto Nacional de Migración (INM), anunció que el operativo buscaba proteger a los menores de edad de distintos países de Centroamérica.

También informó que la titular del DIF Nacional, Rocío García, se trasladaría a Tapachula en Chiapas para monitorear las actividades migratorias y evitar que adultos utilicen a menores de edad para transitar en México con destino a Estados Unidos.

Para optimizar la revisión del flujo en la frontera sur, se hará uso de varios instrumentos tecnológicos, que van desde drones hasta otros mecanismos de visión nocturna, en las zonas en las cuales se ha registrado un alto nivel de acceso irregular de personas migrantes.

El gobierno de Guatemala también desplegó 1,500 policías y militares en su frontera con Honduras, mientras que el gobierno del último desplegó 7 mil 500.

El pasado 23 de marzo, los gobiernos de Estados Unidos y México ya habían sostenido reuniones para establecer una cooperación en materia migratoria, sin embargo, no se había confirmado el número de policías y militares que serían desplegados en las zonas fronterizas.