La Brigada Marabunta en las marchas feministas y AMLO

Nacional

Escrito por: Daniela Jocelyn Tovar Hernández

El pasado viernes 02 de abril, cientos de mujeres salieron a pedir justicia en la CDMX por el feminicidio de la migrante salvadoreña Victoria Salazar, a manos de agentes de la policía de Tulum, sin embargo, estas nuevas protestas feministas se enfrentaron a una fuerte represión por parte de los cuerpos de seguridad, con tácticas como encapsulamientos y el cerco de vallas metálicas frente a Palacio Nacional para evitar el avance de estas mujeres, lo que nos hace recordar la represión que se vivió en las marchas del 8M. En ambas protestas estuvo presente la Brigada Marabunta para resguardar a las manifestantes.

Foto: Brigada Marabunta/Eje Central

La Brigada Humanitaria de Paz Marabunta o Brigada Marabunta es una organización de la sociedad civil fundada en el año 2012, la cual se encarga de brindar apoyo en manifestaciones y vigilar que no existan violaciones de derechos humanos durante las mismas. Sus principios clave son: independencia, imparcialidad, neutralidad y humanidad. Esta organización opera, considerando solo en la Ciudad de México, en aproximadamente 100 manifestaciones cada año.

Tras las protestas por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la Ciudad de México, miembros de la Brigada Marabunta aseguraron que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, buscaba deslegitimar y criticar las formas de protesta de las mujeres feministas del país. Además, aseguraron la existencia de violación de derechos humanos en esta marcha. De estas acusaciones existen evidencias como transmisiones en vivo de brigadistas de la organización que exponían las acciones policiales.

El 8M fue un día en el que miles de mujeres mexicanas feministas salieron a las calles a protestar por la erradicación de la violencia de género y los crecientes feminicidios que se registran en el país diariamente. Estas manifestaciones no resultaron del agrado de la Cuarta Transformación del presidente López Obrador, ya que aseguró que estos son “actos de provocación para medir la respuesta de la autoridad”, no exigencias legítimas de las mujeres del país. Además, afirma estar satisfecho con la respuesta de la policía capitalina a pesar de que el protocolo fue fuertemente criticado por los asistentes y en redes sociales.

La Brigada Marabunta asegura que, durante las protestas de este año, los cuerpos policiales del Estado tuvieron una respuesta muy ofensiva, a pesar de que las manifestantes hacían peticiones legítimas de supervivencia: “[…] quiere apagar el fuego con gasolina al desestimar y criticar las formas de protesta de grupos feministas”, aseguró Aracelia Guerrero, miembro de la organización. En las transmisiones en vivo emitidas, uno de los brigadistas se muestra herido por un objeto metálico, supuestamente lanzado por un miembro policial hombre, a pesar de la disposición de que fueran policías mujeres las que se desplegaran en la ciudad.

El presidente, ante estas acusaciones publicadas en un informe de la organización, descartó que la policía desplegada ese día, como protección a los inmuebles públicos y privados, usara gas lacrimógeno contra las manifestantes u otros artefactos violentos. Además, este denunció el accionar de la Brigada Marabunta, afirmando que el trabajo de esta institución civil tiene “[…] mucha falsedad, mucha hipocresía, mucha manipulación”. El mandatario también les acusa de tomar partido y utilizar las manifestaciones del 8M como excusa para profanar su administración. Casi un mes después, Miguel Barrera, director de la organización civil, confirmó que, en efecto, sí se usó gas lacrimógeno esa fecha.

Barrera también declaró que los datos que presenta el presidente son incorrectos, y que no tiene un conocimiento tangible de lo que sucede en México diariamente: “nosotros hemos recibido el reconocimiento de parte de Morena por nuestra acción, hemos recalcado constantemente que somos apartidistas”. Éste también reiteró que los cuerpos policiales no respetaron los protocolos establecidos por la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México al momento de la manifestación.

Por otro lado, el director le hizo una petición al presidente de un derecho de réplica en la Conferencia Mañanera que emite este cada mañana, para no “caer en provocaciones”. Buscan demostrar la existencia de violaciones a derechos humanos de las mujeres en las marchas, como la revisión no protocolaria de las mochilas de estas.