#JusticiaParaGiovanni

Nacional
Ilustración utilizada en redes sociales para pedir justicia por el asesinato de Giovanni López (Imagen: Instagram)

Escrito por: Paulina Castelán González

El pasado miércoles 03 de junio, México se llenó de indignación al hacerse público el caso de Giovanni López, un hombre que murió a manos de la policía hace más o menos un mes en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco. La familia de Giovanni denunció que fue detenido por no usar cubrebocas, para posteriormente ser arrestado; los policías que lo aprehendieron lo torturaron hasta la muerte, su cuerpo presentaba traumatismos en la cabeza y un disparo en la pierna. Por su parte, las autoridades declaran que Giovanni fue detenido el 4 de mayo debido a una falta administrativa al mostrarse agresivo durante el procedimiento.

“La falta de uso de cubrebocas en ningún momento justifica ninguna agresión, al contrario. Las policías estatal y municipales tienen únicamente la instrucción de exhortar a la gente a usar el cubrebocas. Los arrestos que hemos tenido en esta pandemia han sido por una respuesta agresiva a los policías, más no por la falta de uso de cubrebocas”, declaró el 04 de junio el coordinador Estratégico de Seguridad Estatal, Macedonio Tamez; sin embargo, en el video del arresto, Giovanni no se muestra agresivo, además una mujer que aparece en el video abogando por él dice a los policías “No, el no hizo nada, estaba sentado, ustedes lo golpearon ¿por qué se lo llevan así?”, la persona que estaba grabando el video tambien reclama “Él estaba tranquilo, ustedes lo golpearon”.

Por su parte, Enrique Alfaro, gobernador del Estado de Jalisco, escribió el 03 de junio en su Twitter lo siguiente:

“Los hechos ocurridos hace un mes, en Ixtlahuacán de los Membrillos, se están investigando a fondo por la @FiscaliaJal. Si los policías municipales son culpables de cometer un exceso en el uso de la fuerza, serán castigados con todo el peso de la ley”.

El jueves 04, estallaron las protestas en Jalisco, en las cuales al menos 2 mil personas salieron a la calle para exigir justicia para Giovanni, motivados también por los movimientos en Estados Unidos que arremeten contra la brutalidad policiaca y el racismo. Los manifestantes realizaron pintas en Palacio de Gobierno y quemaron dos patrullas propiedad de la Policía de Jalisco; en consecuencia y para retener a las personas, la violencia escaló rápidamente en la manifestación, cuando los policías empezaron a lanzar piedras. Al día siguiente se convocaron protestas en la CDMX, las cuales desde un inicio tuvieron tintes violentos, incluso se viralizó un video en redes de como los policías golpeaban y pateaban brutalmente a una manifestante menor de edad, incluso la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, reprobó el abuso de fuerza por parte de la policia contra la adolescente y aseguró que su gobierno realizará una investigación sobre el caso. Las protestas también se han extendido a estados como Nayarit, Chihuahua y San Luis Potosí.

El sábado 06 de julio, Enrique Alfaro publicó en su cuenta de Twitter que los tres policias que presuntamente participaron en la muerte de Geovanni ya se encuentran detenidos.

No es ningún secreto que, en nuestro país, la policía hace mal uso del poder y de la autoridad, Giovanni es una de las muchas personas que han sido asesinadas a manos de cuerpos de seguridad, llámese policía, ejército o marina, y ha sido de las pocas de las cuales se logra hacer justicia por presión social. Quién sabe cuál será el número real de víctimas de violencia policiaca, y este tipo de sucesos nos recuerda al caso más reciente de violencia por parte del Estado Mexicano a gran escala, la desaparición de los 42 estudiantes en Ayotzinapa, en 2014.

Teniendo en cuenta que la clase social y la etnia juegan un papel importante en la problemática, de manera similar a lo ocurrido en Estados Unidos, es importante exigir justicia para todas estas personas, la presión social y el uso de redes sociales se han convertido en un arma muy efectiva para hacer públicas las violaciones a Derechos Humanos y la violencia que cometen quienes justifican todo esto con defensa e imposición del orden, y la impunidad, en un sistema político como el mexicano, es un fenómeno ya cotidiano.

Ahora más que nunca, la policía no nos cuida, acosa y asesina.

#JusticiaParaGiovanni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *