La marea verde que está llegando a México

Espacio Feminista

Septiembre comenzó con grandes noticias; la ley que regula el aborto en Texas, el grupo estudiantil VITAE y la despenalización del aborto en Coahuila.

Escrito por: Mariana Esteban

LEY DEL LATIDO DEL CORAZÓN

Los Estados Unidos de América dan un paso hacia atrás en una lucha que se ha llevado desde 1973, que fue cuando en este país se estableció el aborto como un derecho constitucional; pues a partir del pasado primero de septiembre, en el estado de Texas, se decidió limitar la interrupción del embarazo a las primeras seis semanas que es cuando, aproximadamente, se empiezan a percibir los latidos del corazón del embrión.

Esta ley que entró en vigor también incluye a víctimas de violación o incesto, lo cual causó un gran revuelo debido a que este periodo es antes de que muchas de las mujeres o personas gestantes puedan siquiera darse cuenta que están embarazadas; esto según Jennifer Villavicencio, quien es la principal responsable de la transformación de la equidad en el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos.

Muchas no llevan el registro exacto de su última menstruación, lo cual no les permitirá acudir lo antes posible a realizarse este procedimiento y será bastante limitante, ya que en las clínicas de Texas se reveló que el 85% de las mujeres o personas gestantes que acuden a realizarse un aborto tienen 6 semanas de embarazo.

Sumándole a eso que se pone a los ciudadanos como el medio por el cual se efectuará la ley, pues en vez de que las autoridades lleven a cabo el seguimiento de esta misma, decidieron deslindarse de esta responsabilidad y ofrecer 10.000 dólares a la persona que denuncie a acompañantes del aborto o ayudantes que hayan formado parte de este proceso.

La manera en la que se ejercerá esta ley es preocupante, debido a que no se toma en cuenta las circunstancias específicas de cada caso que está viviendo la mujer o persona gestante y atenta contra la Constitución de los Estados Unidos, comparte el presidente Biden. Esta limitación dificultará el acceso a la población vulnerable que cuenta con bajos ingresos, desde menores de edad hasta mujeres de color e inmigrantes, puesto que tendrán dificultades para pagar el aborto, desplazarse a otro estado, conseguir el permiso de su tutor, entre otros impedimentos.

“Nadie se embaraza, en ejercicio de su autonomía, para después abortar. En nombre de la vida se penaliza a las mujeres o por ser ignorantes, o por ser promiscuas, o por ser malas y no terminar el embarazo para dar el bebé en adopción.” – Margarita Ríos Farjat

A partir del fallo del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, la presidenta del Congreso: Nancy Pelosi declaró que el 20 de septiembre convocará a una votación para un proyecto que busca proteger los derechos de salud de las mujeres. Esta resolución será para que se establezca como derecho legal el aborto y para que ningún Estado ponga restricciones como la anteriormente mencionada.

En días posteriores volvimos a saber acerca de la legalización de la interrupción del embarazo, sin embargo, en esta ocasión ocurrió en territorio mexicano.

DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN COAHUILA Y… ¿EN MÉXICO?

El día martes 7 de septiembre, la SCJN despenalizó el abortó debido a un fallo por unanimidad. Y aunque este fallo sólo obliga al estado de Coahuila a modificar su código penal, este suceso deja la puerta abierta para que los demás estados reconsideren las leyes que tienen acerca de esta tema.

La pena que se tenía que enfrentar era de uno a tres años de cárcel a la mujer o persona gestante que decidiera interrumpir el embarazo y a quienes ayudaran a realizarlo. Ahora, en el código penal de Coahuila, este castigo se retira de manera que los artículos 196, el cual condenaba a prisión; 198, que prohibía la asistencia del personal médico para asistir este procedimiento y 199, que limitaba a 12 semanas la interrupción del embarazo por violación, sean derogados.

“Nunca más una mujer o persona gestante deberá ser juzgada penalmente; hoy se destierra la amenaza de prisión y el estigma que pesa sobre las personas que deciden interrumpir libremente su embarazo”– Luis María Aguilar Morales.

Este es un avance sin precedentes que pondrá en perspectiva a los demás jueces y juezas del país al momento de llevar un caso de aborto y debido a que hay beneficio retroactivo, todas las mujeres y acompañantes que se encuentren en la cárcel tendrán que ser liberadas.

Recordemos que en México es legal practicarse un aborto con causa libre hasta las 12 semanas y únicamente se puede realizar, por el momento, en la capital, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz y ahora Coahuila.

Por el momento, solo queda esperar cómo avanza la situación tanto en Estados Unidos, como en México, pues puede que haya noticias favorables con respecto al derecho de salud que merecen las mujeres y personas gestantes.