El caso de Saúl Huerta

Nacional

A mediados de abril, Saúl Huerta, diputado de MORENA, fue detenido en la CDMX, luego de ser acusado por cargos de violación a un menor. 

Escrito por: David Chaparro Villafuerte

El diputado Saúl Huerta. Fuente: Twtitter

El pasado 26 de abril, Benjamín Saúl Huerta Corona, diputado por mayoría relativa perteneciente a la bancada de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), fue expulsado de manera definitiva del grupo como consecuencia del voto en el parlamento del partido, después de haber sido detenido días antes por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, acusado por cargos de de violación equiparada agravada contra un menor de 15 años y por abuso sexual agravado contra un adulto.

Esto significó un impacto mediático sobre MORENA, la carrera y profesionalismo del diputado, así como su postulación para la reelección como legislador en Puebla para las elecciones del próximo 6 de junio del año actual. En consecuencia de su detención, el 22 de abril, durante una conferencia de prensa, Saúl Huerta se declaró inocente de los cargos y declaró que todo se trataba de un plan de extorsión y chantaje en contra suya.

Más recientemente, el 27 de abril, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México presentó, a nombre de la fiscal de la investigación, Laura Borbolla Moreno, la solicitud ante la oficina jurídica de la cámara de diputados para aplicar el desafuero político, eliminando de esta manera todos los privilegios que pudieran aplicar a nombre del funcionario; de acuerdo con la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, “fue precisamente el tema del fuero lo que evitó que fuera presentado directamente al juez”.

Una semana después, el 6 de mayo, la madre del menor calificó de falsas las acusaciones de Huerta, quien aseguró que no había pruebas que lo incriminaran de los delitos, de acuerdo con Milenio. En una entrevista con Radio Formula, el funcionario también declaró que era objeto de linchamiento mediático, y explicó la razón por la que estaba en un hotel de la ciudad con el menor. Por su parte, el Instituto Nacional de Migración ya libró una alerta migratoria para que Huerta evite salir del país.

¿Qué nos dice este caso?

Las acusaciones contra el diputado han dejado a la ciudadanía sorprendida, pues esta es una evidencia más de que, en México, la violencia sexual representa un problema grave, sumado al hecho de que los agresores pueden estar en cualquier lugar, incluso en la política, y los funcionarios públicos, quienes tienen la responsabilidad de promover proyectos y velar por el cumplimiento de la ley para el beneficio de la sociedad, no lo están cumpliendo con su trabajo. Ha sido a través de la normalidad de los delitos relacionados con la violación y abuso que los casos relacionados aumentan a una velocidad preocupante, y la impunidad sigue estando presente; en este sentido, el país tiene un gran pendiente que solucionar con esta problemática.