El caso de Jesús Orta

Nacional
Imagen de Proceso/@SSP_CDMX

Escrito por: Lia Herrada.

El pasado sábado 8 de agosto, la Fiscalía General de la República extendió girar órdenes de aprehensión en contra de Jesús Orta y dieciocho exfuncionarios de la Secretaría de Gobernación, por presunta participación en delincuencia organizada, durante el sexenio encabezado por Enrique Peña Nieto.

Las acusaciones resultan de un presunto desvío de aproximadamente 2 mil 500 millones de pesos, propios de la partida de Gastos de Seguridad Pública y Nacional. La Auditoría Superior de la Federación ha señalado a Jesús Orta, exsecretario general de la Policía Federal, así como a la excolaboradora de Miguel Ángel Osorio Chong, Frida Martínez Zamora, quien se encargaba principalmente del manejo de los recursos económicos del organismo público.

Pese a que Orta pasó cada uno de los filtros y exámenes de confianza, la jefa de seguridad de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró durante una conferencia que este espectáculo de desvío de dinero había sido una de las razones por las que Jesús Orta anunció su renuncia, pues ya se había visto envuelto en distintos casos polémicos y el detonante fue la investigación federal en su contra.

Sheinbaum también aseguró que, durante la investigación de un contrato para patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, se encontró junto con la Secretaría de Finanzas y la Contraloría General que se había generado un ahorro durante las negociaciones, lo cual podría indicar irregularidades.

El Presidente de la República también confirmó la existencia de dichas órdenes de arresto en contra de 19 funcionarios por temas de corrupción. Declaró que el exsecretario sacaba dinero en efectivo de bancos sin comprobantes, a partir de una auditoría en la que incluso había participado la Cámara de Diputados.

Sin embargo, luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) girara la orden de aprehensión, elementos de seguridad acudieron a su domicilio sin suerte de encontrarlo; por lo que fue calificado como “ilocalizable”.

Pese al tiempo transcurrido de su búsqueda, la FGR declaró un probable abandono del país, por lo que se pidió la intervención de la Organización de Policía Internacional, o INTERPOL, en la captura de Orta que, a su vez, representaría que estos diecinueve funcionarios serían objeto de investigación y búsqueda en 200 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *