Saltar al contenido principal
Secciones
Nacional

AMLO y el caso Lozoya

Imagen: CCN en Español

Escrito por: Lia Herrada

El pasado viernes 13 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en la conferencia matutina que no habrá venganzas políticas ni impunidad en contra del exdirector general de Pemex, luego de que este revelara que parte del dinero recibido por parte de la constructora brasileña Odebrecht, se utilizó para atacar al ahora presidente de México.

Odebrecht ha sido un parteaguas en la situación que atraviesa el exdirector general de Pemex, siendo importante resaltar que la empresa brasileña ha sido protagonista de diversos actos de corrupción en toda América Latina. En 2014, la Operación Lava Jato reveló una inmensa red de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos para lograr obtener contratos importantes en el tema energético, siendo algunos de los países que se vieron envueltos en la situación Argentina, Guatemala, Panamá, Venezuela, Colombia, República Dominicana, Ecuador, México y Brasil.

En 2017, se dieron a conocer algunos videos en los que supuestos testimonios señalaban directamente a Emilio Lozoya como parte de estos actos de corrupción, sin embargo, tras varios meses de acusación, Lozoya confirmó a través de su ampliación de declaración ministerial, que los sobornos de Odebrecht fueron utilizados para pagar asesores electorales que se dedicaron a implantar estrategias para desacreditar a los oponentes de políticos del expresidente Enrique Peña Nieto. Dicha ampliación trae consigo una serie de secuelas en las que estarían implicados otros funcionarios, como el exsecretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Según e del presidente, dicho dinero fue utilizado también en campañas para que se aprobara la reforma energética liderada por Enrique Peña Nieto, sin embargo, un gerente de la empresa Odebrecht explica que el dinero lo entregaron a cambio de recibir contratos y no para comprar votos, ni en el congreso. López Obrador ha declarado que, hasta el día de hoy, no existe nada seguro hasta que la Fiscalía General de Justicia concluya las investigaciones, así como también señaló la importancia de probar los delitos por los cuales Lozoya se encuentra atravesando y aseguró que no encubrirá a nadie y mucho menos habrá impunidad tras la detención de Lozoya.

El mandatario también declaró en su conferencia matutina que no ha tenido la intención de iniciar una persecución política con el fin de enjuiciar al expresidente Peña Nieto y advirtió que todos los procesos pretenden respetar los derechos humanos de los políticos, sin embargo, también dijo que no era posible hablar por todo el pueblo mexicano, por lo que tendría que llevar a cabo consultas populares para futuras decisiones.

Finalmente, este viernes 26 de noviembre, también durante su conferencia matutina, el mandatario declaró que sí bien hay que tomar el tiempo necesario para hacer bien las investigaciones, urgía a la Fiscalía General de la República a acelerar el proceso aplicando el principio de justicia rápida y que se evite ser un escándalo para el consumo publicitario.