AMLO vs los órganos autónomos: La desaparición del INAI y sus implicaciones en el contexto electoral

Nacional
Fuente: Sergio Camacho/AM de Querétaro

La actual administración del presidente AMLO ha criticado fuertemente a los organismos autónomos. Dentro de la austeridad republicana planteada por el gobierno de la 4T, el presidente planteó la desaparición de organismos como el INAI.

Escrito por: Fortuna Osorio

El Presidente López Obrador ha sido criticado en distintas ocasiones por su afán de querer desaparecer instituciones autónomas del gobierno, esto surgido por la errada suposición de que órganos como el Instituto Nacional Electoral (INE) o el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), dependen directamente del gobierno y, adicionalmente, la actual administración se ha visto en la situación de retomar una campaña de austeridad republicana causando la desaparición de subsecretarías u otros órganos institucionales. El 8 de enero de este año, el presidente dio una serie de declaraciones sobre la existencia del INAI, dejando abierta la posibilidad de la desaparición del órgano autónomo:

“Tenemos que ajustar nuestras estructuras administrativas a la nueva realidad, no le puede costar tanto al pueblo mantener al gobierno (…). Todo el presupuesto se lo tragaba el mismo gobierno (…). Vamos a ahorrar porque necesitamos apoyar a la gente, a la gente pobre, a la gente necesitada (…). Necesitamos seguir limpiando de corrupción al gobierno…”

La sugerencia de desaparecer el INAI viene de una serie de declaraciones y situaciones en las que, de acuerdo al actual presidente, se ha comprobado que existen mecanismos corruptos dentro del órgano y que se está gastando “más de lo necesario”, y su solución es que las funciones del instituto pasen a la Secretaría de Función Pública. La desaparición del INAI permitiría que exista el acceso a la información Fast Track, ya que se garantizaría información en menos de 72 horas y se buscarían mecanismos de sanción para aquellas personas que no la proporcionen.  “Se buscará un mecanismo para que de manera rápida se sancione al funcionario que no entregue la información”, comentó el presidente.

¿Qué implica la desaparición o sustitución del INAI?

Si bien el INAI cuenta con una serie de deficiencias en cuanto a su trabajo y objetivo, distintos expertos explicaron que la desaparición del instituto (y no su fortalecimiento) apuntan a un incremento en la falta de transparencia.  De acuerdo con Lourdes Morales, directora de la organización Red por la Rendición de Cuentas, una de las mejoras del INAI puede ser aquella de apertura de información y accesibilidad para que esta sea más amigable al ciudadano.  La decisión de desaparecer un instituto autónomo también puede ser una representación del control político que el actual gobierno busca obtener sobre la información a la que los ciudadanos podemos tener acceso.

¿Por qué no sería buena idea pasarle las responsabilidades del INAI a la Secretaría de Función Pública?

Las declaraciones del presidente en pleno contexto electoral desatan una serie de preocupaciones, especialmente las relacionadas al ya mencionado instituto y su traspaso de responsabilidades a dicha Secretaría. La Secretaría de Función Pública fue creada como un mecanismo de combate a la corrupción, no necesariamente para ser un mecanismo de transparencia. Sin el INAI, la información carece de un contrapeso opositor, ya que la Secretaría es un órgano totalmente gubernamental y, en cambio, el INAI tiene un universo de trabajo que incluye a los tres poderes de la Unión, legislaciones estatales y locales. La función Pública funciona más bien como un “despacho” para vigilar el avance de la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Es importante recalcar que el presidente está preparando una reforma administrativa para que los organismos autónomos sean absorbidos por las dependencias federales ya que, de acuerdo con López Obrador, estos órganos sólo existen para que el dinero público pueda ser manejado de forma irresponsable. Si bien, órganos como el INAI tienen un largo camino de mejoras que recorrer, su existencia protege al ciudadano. La politización de los órganos autónomos en pleno contexto electoral podría representar un peligro para la democracia misma del país y, con ello, un peligro para los derechos de las personas que lo habitamos.