Abuso policial en la marcha…. para denunciar el abuso policial

Nacional
Imagen de El Sol de León

Escrito por: Indra Morales Peña.

Sumario: En la marcha para exigir justicia por Evelyn, las agresiones de la policía se hicieron presentes y dejaron a 23 detenidos con testimonios alarmantes respecto al trato que se les dio.

El pasado sábado 22 de agosto, colectivos de mujeres salieron a las calles de León, Guanajuato a protestar y exigir justicia por el caso de Evelyn, quien una semana antes había denunciado en redes sociales que había sido acosada y hostigada por varios policías, quienes le pidieron que se quitara prendas de ropa para revisarla, además de hacerle insinuaciones sexuales e incluso, tocar sus partes íntimas.

Después de su denuncia, se anunció que los responsables ya habían sido identificados, sin embargo, en ese momento solo fueron reasignados a labores no operativas y mantuvieron su trabajo dentro del cuerpo policiaco. Esta situación llevó a que varios colectivos feministas convocaran a una manifestación bajo el hashtag #JusticiaParaEvelyn.

Alrededor de 300 mujeres se reunieron para marchar juntas hacia el Palacio Municipal, pero la marcha, que inició como una manifestación pacífica, tomó un giro inesperado cuando las manifestantes fueron interceptadas por la policía municipal, quienes las acusaron de alterar el orden público. Esta intercepción culminó en la detención arbitraria de 22 mujeres, incluyendo a menores de edad, y 1 hombres.

Según lo que reporta El Universal, la policía municipal arremetió contra las manifestantes con un uso desproporcionado de fuerza, incluso cuando ya había terminado la concentración. Animal Político también menciona que cuando otras manifestantes intentaron defender a sus compañeras los oficiales las comenzaron a seguir en automóvil y muchas fueron detenidas cuando ya estaban lejos del lugar de la redada. Animal político también reportó que mujeres que iban saliendo del trabajo, o que estaban en la zona pero no involucradas en la manifestación fueron detenidas de igual manera. Algunas manifestantes recuerdan que los puntos de salida fueron bloqueados antes de la protesta.

Esto atenta directamente contra el derecho a la manifestación pacífica y a la libertad de expresión de las mujeres que se encontraban en esta escena. Cabe mencionar que al menos 3 periodistas que se encontraban en la marcha, incluyendo a Alfonsina Ávila de Animal Político, también fueron agredidas, por lo que se considera que también se atentó contra el derecho al libre ejercicio del periodismo.

Aunque la detención injustificada de estas mujeres es bastante grave, lamentablemente lo más preocupante es el trato que se le dio a las detenidas, empezando por el hecho de que las Centrales de Policía municipales se rehusaron a dar información sobre la identidad, estado físico y paradero de las detenidas. El sábado a las 22:29, se publicó en la cuenta de Twitter de la Secretaría de Seguridad Pública de León que había 25 mujeres detenidas y un hombre, pero a los pocos minutos esta declaración cambió a 22 mujeres y un hombre. 90 minutos después se publicaron los nombres.

Al día siguiente que fueron liberadas, los testimonios que dieron respecto al trato de los oficiales alzaron muchas preocupaciones. Una de las menores detenidas, de 17 años, cuenta que después de que la subieran a ella y a otras compañeras a la patrulla, los elementos de seguridad comenzaron a golpearlas e insultarlas. Durante todo el trayecto recibió varios golpes en la cabeza, puñetazos y jalones de cabello además de insultos. También denunció que uno de los oficiales la agredió sexualmente al meterle la mano debajo de la falda, y otras compañeras aseguraron que le rompieron la blusa antes de subirla a la patrulla.

De acuerdo a más de 10 testimonios recabados por POPLab, muchas manifestantes fueron ahorcadas por agentes de la policía y confirmaron más agresiones sexuales a otras adolescentes. A una de las menores de 17 años, una policía le arrancaron sus perforaciones. En general, los testimonios reflejan que las agentes ofendieron, se burlaron, golpearon y amenazaron a las detenidas, dándoles un trato menos que digno. Al menos dos mujeres tuvieron que ir al hospital por las lesiones que presentaban.

Una vez que llegaron a las instalaciones de la CEPOL Norte la situación no mejoró pues relatan que fueron amenazadas con fotografiarlas sin su consentimiento y con llevarlas con oficiales varones; una de ellas informa que cambiaron la hora de arresto, los cargos imputados y el lugar en su acta de detención, en la que decía que se había utilizado la fuerza por resistencia al arresto.

Como ya se mencionó, la CEPOL se negó a brindar información de las detenidas por lo que existen muchas preocupaciones de que éstas no hayan sido las únicas personas detenidas y varios colectivos feministas hicieron sus propias listas de mujeres que se encontraban desaparecidas, sin poder confirmar si se encontraban en alguna dependencia o poder determinar su paradero. La Red por los Derechos de los Infantes en México (REDIM) ha dicho que se tienen informes de mujeres que no fueron llevadas a las estaciones de policía pero que no se tienen los nombres de ellas.

Mucho colectivos e instituciones, como el Frente por la Libertad de Expresión y Protesta, han exigido que se inicien investigaciones al respecto, es necesario que se revisen los videos y los testimonios de las presentes para iniciar con procedimientos legales contra las autoridades que abusaron de su autoridad y  se ha pedido que el gobierno de este estado de la cara ante estas violaciones. REDIM, Amnistía Internacional y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todas y Todos” y un total de 23 legisladoras federales también se pronunciaron en favor de una investigación a fondo de la violación de Derechos Humanos que se vivió en esta protesta.

La Procuraduría de los Derechos Humanos del estado de Guanajuato abrió un expediente de queja sobre los hechos de esa noche y la Secretaría de Seguridad Pública de León está ayudando en la investigación, sin embargo nunca se hizo mención de los golpes, jaloneos ni de las agresiones sexuales. Por otro lado, los agresores de Evelyn fueron dados de baja de la Corporación el 26 de agosto, y quedaremos a la espera del proceso legal contra los elementos que violentaron de una forma tan brutal a varias mujeres y la investigación sobre aquellas que, presuntamente, nunca llegaron a las estaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *