8M: ¿Qué sigue faltando en México?

Espacio Feminista Nacional
Ilustración: Día Pacheco

A pesar de que el 8 de marzo se ha conmemorado desde hace un siglo y medio, aún no se ha conseguido eliminar totalmente la violencia de género. La oposición contra los derechos de las mujeres todavía es muy fuerte.

Escrito por: Abril Valenzuela Domínguez y Renata Medina Escobar.

El 8M es la conmemoración anual del Día Internacional de la Mujer, un día para expresarse y sobre todo reflexionar acerca del gran camino que aún falta por recorrer en México. En los últimos años, la agenda feminista ha permitido varios cambios dentro de nuestro país; y a pesar de estos, no ha sido suficiente para cambiar la realidad que miles de mujeres viven a diario.

En México la vida de las mujeres es más compleja; la desigualdad sigue en aumento en ámbitos laborales, académicos y sociales. La brecha salarial era de 18.8% en 2019 entre hombres y mujeres en trabajos remunerados, dentro de las actividades domésticas sigue existiendo un gran sesgo. La violencia hacia las mujeres es otro factor que no cambia, según datos de BBC, el país cerró 2020 con 3.723 muertes violentas de mujeres, sumando feminicidios y homicidios dolosos. Como respuesta a esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue bajo la premisa de que el movimiento feminista está manipulado, lo que, además de afectar a la importancia que debe prestarse a estos temas, también promueve que se siga manejando un discurso de apatía hacia las mujeres.

Por otro lado, en temas sobre menstruación digna, México parece ir muy atrasado, datos de UNICEF mencionan que el 45% de las niñas y adolescentes prefieren permanecer en su hogar durante su periodo menstrual, ya sea por la falta de productos menstruales, falta de información sobre el tema e incluso por causas de discriminación dentro de las aulas.

Día a día los mexicanas y mexicanos vemos, leemos o escuchamos noticias, pero las y los periodistas están en constante peligro; el periodismo es considerado como una de las profesiones más peligrosas, a pesar de la existencia de la  “libertad de expresión” no puedes tocar temas polémicos como es el caso del narcotráfico o a veces la política. Ciertamente se ha establecido que esta profesión es peligrosa, y la inseguridad aumenta si eres mujer. Información del CIMAC dice que cada 32 horas se violenta a una mujer periodista por medio de amenazas tanto físicas como verbales.

En paralelo, uno de los elementos más vitales en la formación de cualquier persona es la educación que se da en casa, en sociedad y en la escuela. Hay veces en las que se prioriza exclusivamente a la educación que se dan en casa, pero la verdad es que esta puede venir de distintas fuentes. No solamente se le debe explicar a las niñas que tienen derechos y que deben de protegerlos, también se le debe enseñar a los niños a respetar a las mujeres, respetar sus ideales, sus decisiones, sus opiniones, y también se les debe educar para que no las violenten física ni emocionalmente. Sin duda, aún hay un gran camino por recorrer.