75 años de la ONU: AMLO en el pasado nacional

Nacional Opiniones

En su 75° aniversario, el mes de septiembre del año en curso fue el mes del debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas que, por motivos de la pandemia, se realizó por vía telemática con mensajes videograbados de los jefes de Estado miembros de la ONU. El 22 de septiembre fue el turno del presidente de México, mensaje grabado en Palacio Nacional, en el que López Obrador se mantuvo en una mañanera más, habló más de política nacional que internacional.

Fuente: Expansión/Gobierno de México

Escrito por: Carlos Blanco

La Organización de las Naciones Unidas fue fundada oficialmente el 24 de octubre del año 1945 a razón y como consecuencia de la segunda guerra mundial, provocada por el exceso de nacionalismo y el discurso del odio.

Empezaré por el final, el presidente, al cierre de su discurso, dijo que era un creyente de la fraternidad universal, único tema que quizá pueda insertarse en un foro multilateral como las Naciones Unidas. Por lo demás, López Obrador dio una charla sobre la historia de México, habló del colonialismo, de las 3 etapas históricas más relevantes de México, que son la independencia, las leyes de reforma, y la revolución mexicana. Mencionó algunos nombres de destacados personajes históricos de México sin relacionarlos con el foro de las Naciones Unidas. Sonó más bien a una especie de profesor de historia de México que a jefe de Estado, porque no encontré sentido en mencionarlos.

Del presente, el presidente exaltó las cosas positivas de su gobierno como el supuesto combate a la corrupción, la supuesta estrategia para beneficiar a los más pobres, la supuesta austeridad personal, y señaló como “logros” las remesas que envían los mexicanos a sus familias en México, así como la firma del T-MEC, por cierto, firmado con la previa condición impuesta desde Estados Unidos de militarizar la frontera sur con México para evitar la inmigración hacia el país. El presidente Trump se lo agradeció ante la Asamblea General de la ONU, diciendo que México respeta a Estados Unidos, lo que podría llegar a considerarse más como sumisión que cooperación.

En general, la Asamblea General de las Naciones Unidas debería ser un foro multilateral en el que se hablen de los retos globales, ya en ediciones previas, he insistido en que, a problemas globales, soluciones globales. La agenda global tiene muchísimos temas que debieran ser discutidos y que urgen resolver, como el cambio climático, la migración forzada, las hambrunas, la misma pandemia o la economía global, entre otros.

El presidente de México se mantiene en su discurso de política local que no abona al diálogo internacional y a la política multilateral. Pareciera que lo más importante es hacer historia como si de una obsesión se tratara, este discurso frente a la ONU sonó más bien a un ego desmedido por lo “buen” jefe de estado que cree que es, e insertado sobre todo en un excesivo discurso, recalco, solo discurso nacionalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *