Un paso más hacia la justicia: Italia

Mundo

Escrito por: Daniela Jocelyn Tovar Hernández

El asesinato de George Floyd conmocionó a la población estadounidense y despertó en esta, una sensación de ira y exigencia de la justicia, y la terminación del ejercicio racista policial que se ha percibido en aumento en los últimos años. Sin embargo, las manifestaciones al respecto no se han limitado al territorio de Estados Unidos; se han universalizado de un modo profuso hacia otros continentes. Países como Italia se han pronunciado en contra del abuso coercitivo de los cuerpos policiales en contra de las personas negras. 

El pasado 28 de mayo, manifestantes italianos marcharon hasta el consulado americano, ubicado en Milán, y la embajada americana, ubicada en Roma, portando letreros grabados con frases concurrentes al movimiento de #BlackLivesMatter, como muestra de tributo a la vida de George Floyd y como demanda de una resolución por su muerte a las autoridades norteamericanas. Al encontrarse frente a las instalaciones, estos emprendieron una especie de intervención en la que cubrieron sus cuellos con las manos y usaron cubrebocas con la frase: “I can’t breathe” (“No puedo respirar”); última frase enunciada por Floyd antes de fallecer.

La solidaridad por parte de los habitantes de este país no se limitó a la protesta; surgieron “manifestaciones” en otras áreas. Por ejemplo, el artista de pinturas callejeras, Jorit, decidió pintar un mural en un edificio del distrito Bisignano en Nápoles, rindiéndole homenaje a Floyd. Este buscó que su obra hiciera hincapié en la urgencia global por transformar el statu quode la comunidad negra ante las autoridades; para esto utilizó la frase “time to change the world” (“hora de cambiar el mundo”) y los rostros de George Floyd, por supuesto, y otras figuras reconocidas del movimiento antisegregacionista, como Martin Luther King, Malcolm X y Angela Davis. Asimismo, el artista incluyó el rostro del revolucionario comunista ruso, Vladimir Lenin.

También, el pasado 2 de junio, celebridades de diversos campos alrededor del mundo adoptaron el hashtag #BlackOutTuesday y publicaron imágenes con un cuadro de color negro en redes sociales como signo de apoyo masivo al movimiento. Este acto no fue la excepción en Italia; celebridades musicales como Laura Pausini, Emma Marrone, Chiara Ferragni, Alessandra Amoroso, entre otros, se unieron a dicha iniciativa. 

Igualmente, esta iniciativa fue practicada dentro del área deportiva. Equipos de fútbol soccer como AS Roma y Torino siguieron el ejemplo de sus contrincantes ingleses y utilizaron el hashtag para difundir fotos de los jugadores apoyados sobre una rodilla, mostrando respaldo hacia el movimiento y respeto hacia las personas que perdieron la vida a manos de integrantes de órganos policiales.

El crecimiento y la viralización del movimiento antirracista en la última semana ha sido veloz, pero efectiva; ha “encendido el foco” en millones de personas alrededor del mundo que ahora empatizan con la muerte de George Floyd, uniéndose a la lucha de esta comunidad para exigir aquello que en principio deberían poseer: libertad. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podrá intentar paralizar y silenciar el movimiento dentro de su país a través de la coacción, pero el mundo grita y ni él lo puede hacer callar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *