Trump y su camino hacia la reelección.

Mundo
Créditos: Michael Vadon

Escrito por: Ulises Romero

Era 2 de marzo cuando se vio por última vez a Donald Trump en un rally dando un discurso frente a sus seguidores, y este sábado 20 de junio volvió a mostrarse durante un meeting en Tulsa, Oklahoma. Los sucesos acontecidos desde marzo han afectado la campaña de reelección del actual presidente. Pase lo que pase durante las votaciones en noviembre, estas últimas semanas serán recordadas como el punto más álgido y culminante de su periodo.

         En el pabellón de Tulsa con capacidad de albergar hasta 19 mil personas, se esperaba una asistencia masiva para el rally, debido a que la semana pasada Trump tuiteó: “¡Casi un millón de personas solicitaron entradas para el rally del sábado por la noche en Tulsa, Oklahoma!”, incluso se montó un escenario afuera del lugar para que el mandatario pudiera dirigirse a otras 20 mil personas. A la par, lo que sucedió en la red social TikTok, fue que los usuarios coordinaron esfuerzos alentando a la gente a registrarse en línea para el evento gratuito y no asistir.

No obstante, un funcionario de la campaña del actual presidente mencionó que los movimientos en redes no tuvieron nada que ver con la poca asistencia, lo atribuyeron a las protestas violentas y la pandemia. Según reportes del departamento de bomberos en Tulsa, el número total de asistentes fue de 6200, pero el director de comunicaciones para la reelección de Trump, Tim Murtaugh, dijo que según sus datos hubo 12 mil asistentes en dicho evento.

Además, en dicha reunión el presidente reconoció que las pruebas para detectar covid-19 son un arma de doble filo, debido a que, al realizar más pruebas, se encontrarán más casos. Y es por lo anterior que Trump le pidió a su equipo que redujera la velocidad con la que se realizan las pruebas, lo cual para muchos sigue reflejando negligencia por parte del mandatario estadounidense, ya que el virus ha sido la causa de muerte de más de 120 mil personas en el territorio. Incluso en el mismo evento se detectaron varios empleados de la campaña con el virus.

Otra cosa que mencionó Trump en Oklahoma fue que el coronavirus tiene más nombres que cualquier otra enfermedad en la historia, volviendo a nombrarlo como ‘kung flu’. No es la primera vez que el presidente de Estados Unidos menciona la pandemia haciendo uso de dicho apelativo. Esto provocó que cuestionaran al respecto a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, durante una conferencia que se llevó a cabo el lunes 22 del presente mes. A lo cual la funcionaria se abstuvo de afirmar si el término es racista o no, mencionando que Trump simplemente estaba ligando el virus a su lugar de origen.

Todo lo anteriormente mencionado, además del manejo que el gobierno ha tenido con las protestas en varias ciudades del país, y ciertas declaraciones por parte de grupos hacktivistas, han otorgado resultados negativos para Donald Trump en las encuestas referentes a las elecciones el próximo noviembre. De tratarse sobre cualquier otro presidente en cualquier otra época, su intento de reelección podría considerarse ya como un fracaso total, pero, en las circunstancias en las que vivimos hoy en día, el temor de muchos a que sea reelegido, aún es palpable y genuino. Lo que está claro es que el actual presidente utilizará todo el poder gubernamental disponible para inclinar la balanza a su favor y salir victorioso a finales de año.

Deja un comentario