Terror en el Líbano: la explosión en el puerto de Beirut

Mundo
Foto: CNN

Escrito por: Karen Maldonado

Este martes 4 de agosto se registraron cerca del puerto de Beirut, la capital libanesa, dos explosiones de gran magnitud de alcance, teniendo como consecuencia el deceso de aproximadamente 73 personas, mientras que 3,700 se encuentran heridas.

En el 2018, Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, a través de Danny Doan, embajador israelí, previno ante la Naciones Unidas, la existencia de armamento terrorista cerca de una zona portuaria en la capital libanesa. El día de ayer, martes 4 de agosto del 2020, a las 19:22 horas de Beirut, se registró la primera explosión letal, que a su vez, provocaría una segunda, la cual fue responsable de un sismo de magnitud 4.0.

Lo acontecido levantó especulaciones debido a los conflictos internos dentro de la República Libanesa, así como tensiones en cuanto a la ejerción de su sistema diplomático con otras naciones, especialmente la israelí, por lo que se supuso una intervención de Israel en contra del arsenal del Hezbollah, ya que varios de los compuestos que provocaron el estallido, nitrato de amonio y nitrato de sodio, son conocidos por su utilización en la fabricación de explosivos caseros.

En pasadas declaraciones, Netanyahu aseguraría que Israel era consciente de los movimientos terroristas dentro del Líbano, creyendo que Hezbollah utilizaba civiles como escudos humanos y que sus intenciones eran construir sitios para la creación de misiles.

En el Líbano, Irán está instruyendo a Hezbollah a construir sitios secretos para convertir proyectiles inexactos en misiles guiados de precisión, misiles que pueden apuntar muy dentro de Israel dentro de una precisión de diez metros. Hezbollah, escucha esto, Hezbollah utiliza a la gente inocente de Beirut como escudos humanos. Han emplazado tres de esos sitios de conversión de misiles junto al aeropuerto internacional de Beirut […]  también tengo un mensaje para Hezbollah: Israel sabe, Israel también sabe lo que están haciendo. Israel sabe dónde lo hacen. E Israel no les permitirá que se salgan  con la suya.”

Daños causados por explosión.
Foto: CNN

Es por ello, que en un principio figuró entre los ciudadanos el temor de una posible represalia israelí ante la emergencia de nuevas células del Hezbollah. Sin embargo, funcionarios libaneses precisaron extrema precaución ante los señalamientos, negando cualquier involucramiento por parte de las fuerzas de Israel en contra de material terrorista.

También se señaló que la causa son posibles conflictos internos y de interés político, ya que este hecho sucedió previo al veredicto del juicio por el asesinato de Rafiq Hariri, ex Primer Ministro libanés, así como el inicio de diversas manifestaciones que alterarían el orden público desde hace meses, pues la población, inconforme con la depreciación de la moneda nacional, la escasez de energía y combustible, así como la presunta limitada transparencia del gobierno libanés, buscaría asaltar el Ministerio de Energía por la tarde de este martes, previo a este acontecimiento letal.

Por su parte, Hamad Hassan, ministro de salud libanés, explicó en un comunicado vía twitter que, el incidente se debía a la explosión de un barco con pirotecnia, sin embargo, más tarde fue desmitificado por Abbas Ibrahim, director del Servicio de Inteligencia del Líbano, quien confirmó que lo sucedido hubiese sido producido por materiales de naturaleza altamente explosiva, que previamente habían sido confiscados de un navío. Asegurando con posterioridad que se negaría a especular más sobre lo acontecido o adelantarse a las investigaciones.

En respuesta, el presidente del Líbano, Michel Aoun, convocó a todo su gabinete a una reunión de emergencia ayer por la noche, tomando en cuenta que la diferencia horaria entre el centro de México y Beirut, es de aproximadamente 8 horas, en donde hasta el momento, el gobierno libanés sostuvo de manera oficial que el almacenaje de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio fuese el causante del hecho. A ello, Hassan Diab, Primer Ministro del Líbano, se refirió al percance como “inaceptable” durante una rueda de prensa.

Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2 mil 750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”.

Aún habiendo discordancias en el manejo de información relacionado a este evento, se espera que pronto exista novedad al respecto. Hasta el momento, entre los afectados se encuentran aproximadamente 3700 civiles heridos, 73 personas fallecidas, un convoy de bomberos desaparecido y la localización de Cascos Azules gravemente heridos, pertenecientes a la misión de la ONU, UNIFIL, de quienes se desconoce aún su identidad y nacionalidad, sin embargo, se sabe que han sido puestos a disposición del personal médico.

Referente a las secuelas posteriores, la embajada de Estados Unidos solicitó a sus ciudadanos quedarse en casa y usar mascarillas protectoras debido a la presencia de gases nocivos, producto de las explosiones. De igual forma, se les solicitó pronta comunicación con las autoridades locales si así lo requirieran, así como el seguimiento de instrucciones.

Kayleigh McEnany, secretaria de prensa de la Casa Blanca, garantizó estar al tanto del incidente y mantener comunicación con la capital libanesa, asegurando que mantendrían monitoreada la situación. No obstante, en un comunicado reciente, se activaron nuevamente especulaciones, tras las declaraciones del Jefe de Estado norteamericano, Donald Trump.

“Me reuní con nuestros generales y ellos piensan que esto no fue algún tipo de explosión industrial. Parece ser, según ellos, que saben más que yo, ellos creen que fue un ataque”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *