Sadyr Japarov gana las elecciones presidenciales de Kirguistán

Mundo

El domingo 10 de enero se dieron a conocer los resultados de las elecciones presidenciales que tuvieron lugar en Kirguistán. Los resultados mostraron que el presidente electo fue Sadyr Japarov con un 80% de los votos y con el 90% del total ya escrutado. 

Sadyr Kasparov durante una campaña presidencial en Kirguistán.
Fuente: Al Jazeera

Escrito por: Abril Cabrera

Estas elecciones se llevaron a cabo mediante el voto de la población a través de un referéndum en el que se eligió entre un sistema presidencial y uno parlamentario, ganando el sistema presidencial. Alrededor de 3.5 millones de kirguises votaron en esta importante jornada electoral, pues después de las pasadas elecciones parlamentarias, a principios de octubre del 2020, la ex república soviética ha estado en crisis después de que el ex presidente, Sooronbai Jeenbekov, dimitiera tras diversas manifestaciones durante el mismo mes. Japarov será quien lo sustituirá de manera oficial en el cargo. 

La población kirguisa acudió a votar en los 2 mil 476 colegios electorales en todo el país, en un horario de ocho a.m. a ocho p.m. Cerca de 311 observadores internacionales supervisaron las elecciones, de acuerdo con la Comisión Electoral Central, pues se temía que hubiera irregularidades durante el proceso. Desde un inicio se consideraba a Sadyr Japarov como el favorito, y una vez que se dieron a conocer los resultados oficiales, estos mostraron la preferencia de este candidato en comparación a los 16 candidatos restantes.

A principios de octubre, el presidente electo fue liberado después de cumplir una sentencia en la cárcel debido a la acusación por toma de rehenes. Simultáneamente, el 5 de octubre miles de protestantes antigubernamentales se manifestaron en el edificio en donde se encuentra el parlamento y la administración gubernamental debido a los resultados electorales del parlamento, los cuales favorecían a dos partidos cercanos a Sooronbai Jeenbekov. Varios observadores internacionales señalaron que hubo posibles compras de votos, mientras que los protestantes señalaban fraude y pedían la renuncia del presidente. 

Durante esta crisis política, Sadyr Japarov fue liberado de prisión por sus simpatizantes y fue absuelto por el Tribunal Supremo. Días después, la Comisión Electoral anuló las elecciones después de que partidarios de la oposición ocuparan edificios del gobierno. El 14 de octubre, Jeenbekov permitió la designación parlamentaria de Japarov como primer ministro. Al día siguiente, Jeenbekov anunció su dimisión, y en sus palabras, aseguró que quería evitar más enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. Poco después, Sadyr Japarov fue nombrado presidente interino del país, hasta que dimitió para participar en las elecciones presidenciales.

Con los resultados en el referéndum de un sistema presidencial, se pone fin a un sistema político mixto que había sido adoptado por el país desde el 2010. Puesto que es una nación políticamente inestable, y con una economía frágil, la mirada internacional está puesta sobre Kirguistán, por ejemplo China y Rusia, países que ya han expresado su preocupación por la última crisis política.