¿Reinserción pronta?: La apertura de escuelas en EUA

Mundo

Escrito por: Daniela Jocelyn Tovar Hernández

La aparición del COVID-19 ha transformado las dinámicas educativas alrededor del mundo; muchos estudiantes gozan de la oportunidad de tomar clases en línea a través de plataformas como Zoom o Google Hangouts, mientras que a otros les fueron suspendidas hasta nuevo aviso. En Estados Unidos varias entidades han decidido adoptar modelos completamente en línea o híbridos, cuestión que no ha sido del agrado del presidente Donald Trump, el cual insta a abrir las escuelas del país lo más pronto posible.

            El pasado miércoles 8 de julio, el ejecutivo estadounidense declaró que ejercería un recorte de presupuesto a los distritos escolares si estos no dictaminan que los alumnos regresan a clases en otoño de este año. Esta declaración fue expresada a pesar de las sugerencias y nuevas herramientas de enseñanza propuestas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para mantener la máxima protección e higiene; esto dado que considera que son innecesarias y representan un costo demasiado alto. Irónicamente, dicho país es de los más afectados por el virus del COVID-19, teniendo más de 3 millones de casos y 132 mil muertes.

La persistencia de Trump sobre esta cuestión ha sido respaldada por el vicepresidente, Mike Pence, y la secretaria de Educación Betsy DeVos, en especial en el sentido de la búsqueda de reapertura económica nacional, ya que el sector económico ha sufrido una serie de golpes abruptos que anticipan una crisis. La forma en la que se busca lograr esto es a través de la reinserción de los alumnos en las escuelas de manera segura, lo cual libraría las agendas de los adultos para que estos pudieran volver a formar parte del sector laboral.

            Estas figuras consideran que las gubernaturas (demócratas en específico) buscan mantener los centros educativos cerrados por conveniencia política, dado que se encuentran en un año electoral y no necesariamente a razón de mejorar el status de salud. Aseguran que un modelo educativo a distancia o híbrido sería incongruente con lo que los ciudadanos retribuyen en impuestos destinados a este sector, ya que el nivel de aprendizaje de los alumnos se ha visto reducido de manera significativa y su ámbito educativo se ha visto afectado de diversas formas. Los CDC planean difundir un proyecto basado en todas las recomendaciones del presidente para recolocar a los alumnos en las escuelas de la manera más segura posible.

            La transición escolar que ha representado el brote de la pandemia ha afectado severamente a los alumnos y a sus familias, pues implica una nueva rutina, posibles repercusiones en la salud mental y en su economía; es evidente que esto es un problema, sin embargo, tomar decisiones precipitadas puede representar un peligro mayor. Resultaría más viable invertir en una investigación para encontrar soluciones para el virus, en otras medidas que presenten resultados a largo plazo y que ocasionen una reinserción total de los estudiantes a las escuelas –no una parcial que pudiera perjudicar las relaciones sociales entre compañeros de clase– y un desarrollo económico más eficaz. Hoy, la mayor prioridad de los gobiernos debe ser salvaguardar la salud –física y mental– de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *