Reino Unido cierra sus puertas a sudamericanos ante cepa de COVID-19

Mundo
Pie de foto: Grant Shapps, secretario de Estado para el Transporte en Reino Unido, durante una conferencia de prensa relacionada a la alerta contra la Covid-19 y su nueva variante. 
Créditos: The West Australian

Escrito por: Maryel Sánchez

El pasado jueves 14 de enero Reino Unido publicó una lista de países a cuyos viajeros se les negará la entrada al país británico a partir del viernes 15 de enero, medida que fue tomada en respuesta ante el aumento en los contagios de la nueva mutación de COVID-19.

Mediante una publicación en su cuenta oficial de twitter, el Secretario británico de Estado para el Transporte, Grant Shapps, anunció que el acceso a Reino Unido a todo turista procedente de América del Sur, Portugal y Cabo Verde (África), permanecerá denegado como medida de prevención sanitaria ante la propagación de la nueva mutación del coronavirus. Así mismo, estableció la aplicación de dicha norma a partir de las 04:00 GMT del viernes 15 de enero. 

América Latina encabeza la lista con Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Panamá, Paraguay, Uruguay, Perú, Surinam y Venezuela, seguida por Cabo Verde y Portugal, este último añadido al catálogo, de acuerdo con Grant Shapps, “debido a sus fuertes vínculos de viaje con Brasil”, pero con posibilidades de excepción ante transportistas involucrados en el movimiento de bienes esenciales.

Por otro lado, el Secretario para el Transporte declaró que tanto los ciudadanos británicos e irlandeses, como aquellos extranjeros con derecho residencial en Reino Unido, podrán continuar con sus planes de viaje al país con la condición de aislarse durante 10 días para descartar que estén infectados.

La cancelación de vuelos directos entre Reino Unido y África es parte de la masiva anulación de vuelos y viajes por tren, después de que el 14 de diciembre de 2020, la comunidad científica de Reino Unido anunciara el entonces más reciente descubrimiento de una mutación del virus, misma que, de acuerdo con los científicos involucrados en su estudio, compartía similitudes con la versión identificada en alrededor del 90% de las muestras de nuevos infectados en Sudáfrica dado el aumento de casos de contagio.

Con una tasa de mortalidad del 15% sobre el promedio y un total que supera los 80,000 fallecimientos por coronavirus, Reino Unido enfrenta el porcentaje más alto, en un periodo de un año, de decesos desde la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo con Forbes México. Aunado a las declaraciones del secretario de Transporte, en la página oficial de gobernación de Reino Unido se ha informado sobre la solicitud de una prueba negativa de COVID-19 como requisito para ingresar a Inglaterra a partir de este lunes 18 de enero.

Las fronteras de Reino Unido permanecerán cerradas para América del Sur, Portugal y parte de África con sus respectivas excepciones a residentes autorizados y transportistas de primera necesidad. En el caso específico de Inglaterra, deberá ser demostrada la sanidad personal a través del negativo de la prueba contra el virus.