Quiso aportar a la ciencia y fue voluntaria para la vacuna de Covid 19

Mundo
Créditos: Infobae
Médica aplicando vacuna contra la COVID-19 de la farmacéutica china CanSino Biologics a paciente voluntario masculino en Oaxaca, México, durante una campaña de vacunación. 

Escrito por: Redacción PICO Mundo

Karla Soto compartió con PICO Mundo su experiencia al recibir la vacuna experimental contra la COVID-19 de CanSino Biologics en fase III doble ciego, lo que significa que ni la paciente ni la médica saben si lo que se está inyectando es la vacuna experimental o un placebo. Hasta el momento, ella reportó haber padecido de dolores de cabeza, un mayor cansancio al normal y sensibilidad a la luz durante los primeros días. Para Karla, los efectos a largo plazo de esta vacuna son menos riesgosos que varios de los alimentos que consumimos a diario, pero, ¿es el proceso de monitoreo médico a voluntarios vacunados efectivo?

El miércoles 2 de diciembre, Karla recibió la vacuna experimental fase III doble ciego contra la COVID-19 desarrollada por la compañía china CanSino Biologics. Recibir esta vacuna en doble ciego significa que ni la paciente ni la médica saben si lo que se está inyectando es la vacuna experimental o un placebo, el cual está comúnmente compuesto de una Solución Salina Normal, también conocido como suero fisiológico.

Karla Soto es licenciada en biotecnología genómica y está haciendo un doctorado en ciencias con orientación en microbiología, tiene 26 años, y gracias a su tesis doctoral en ciencias, está investigando enfermedades transmisibles a humanos por el consumo de camarones. Además de su aportación a la ciencia a través de sus estudios, ella ha decidido contribuir al descubrimiento de una vacuna efectiva que pueda protegernos contra la COVID-19.

El pasado mes de octubre, el canciller Marcelo Ebrad anunció que México esperaba la autorización de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 de CanSino Biologics para adquirirla. Las primeras vacunas de esta farmacéutica se recibieron en el Aeorpuerto Internacional de la Ciudad de México el día 30 de octubre y el pasado 11 de noviembre, arribaron alrededor de 7 mil unidades para ser aplicadas de inmediato, así loanunció en su cuenta de twitter el Secretario de Relaciones Exteriores. De igual forma, se informó que se invertirán 140 millones de dólares para arrancar con la fase III en la que participarán 15 mil voluntarios para probar la vacuna. 

¿Cómo fuiste seleccionada para participar en la fase III de la vacuna elaborada por CanSino Biologics?

Por lo menos en Nuevo León, estado del que Karla es originaria, se tenía la necesidad de una amplia participación de personas de diversas edades, por lo que no se cuenta con un proceso de selección intensivo, únicamente es necesaria la voluntad de participar. De igual forma comentó que el médico que le realizó la entrevista previa, le externó la necesidad de voluntarios para el protocolo debido al interés que tiene la compañía china de una alta participación en el país.

En Guerrero ya se han aplicado aproximadamente 300 vacunas experimentales, sin embargo, la empresa aspira a obtener al menos mil voluntarios para el mes de febrero de 2021. No obstante, según afirma CNN en español, la dificultad a la que se ha enfrentado la farmacéutica china es para conseguir voluntarios ya que las y los mexicanos no tienen la suficiente confianza para formar parte de esta fase III. 

Créditos: Infobae
Foto de la fachada de la compañía farmacéutica china CanSino Biologics en Tianjin, China.

CanSino Biologics es una compañía farmacéutica fundada en el año 2009, en Tianjin, China. La compañía se dedica a la investigación y creación de soluciones para prevenir y curar enfermedades que afectan a los seres humanos. CanSino cuenta con una vacuna aprobada contra el virus del ébola, y tiene otras 16 vacunas candidatas para ser aprobadas en contra de varias enfermedades, incluyendo una vacuna contra la COVID-19. La farmacéutica china inició la implementación de su vacuna en humanos en fase III en los países de Pakistán, Arabia Saudita y Rusia, con el objetivo de expandir sus estudios en Latinoamérica con Chile, Argentina y México. 

“Me dolía la cabeza el primer y segundo día y tuve mucha sensibilidad a la luz, también me sentí más cansada de lo normal”

Los posibles efectos secundarios a presentar pueden ser inmediatos y son fiebre, dolor de cabeza, cansancio y dolor en el área de la vacuna. Karla recalcó que este último síntoma es muy frecuente incluso con cualquier otro tipo de vacuna. La entrevistada comentó haber sufrido de dolores de cabeza los primero días, sensibilidad a la luz y un mayor cansancio al normal, aunque no está segura de si esto es parte de un efecto psicológico, producto de la probabilidad de haber recibido un placebo en vez de la vacuna experimental.

¿Estarás bajo un proceso de observación?

A pesar de que aún no la habían contactado al momento de la entrevista, la cual se llevó a cabo el 7 de diciembre, para confirmar el estado de salud de Karla, el personal médico monitoreará a los voluntarios mediante llamadas telefónicas cada semana para verificar sus avances al inicio. A pesar de esto, nos comentó que el plazo que le dieron para analizar su respuesta ante la vacuna fue de 1 año. No obstante, compartió con PICO Mundo su conocimiento acerca de cómo el proceso de observación se está llevando a cabo en otros países. Mencionó que después de los 14 días de haber recibido la vacuna, se sacaba sangre a la voluntaria para medir la cantidad de anticuerpos que se produjeron y determinar la efectividad de la vacuna. 

Créditos: Times Live
Médicas y médicos parados a un costado de un cartel que lee “Unámonos y trabajemos por una vacuna contra COVID-19” como parte de la campaña de vacunación de la farmacéutica china CanSino Biologics en Oaxaca, México, el 6 de noviembre del 2020.

Evaluar el avance de la vacuna anualmente en cada paciente “es deficiente”

Karla considera que evaluar el avance de la vacuna anualmente en cada paciente no es efectivo, debido a que también se administraron placebos, por lo que hacer revisiones mensuales serían más efectivas para tener un control sobre las y los voluntarios y cómo han seguido las medidas necesarias para favorecer los resultados de la vacuna. Ella opina que con las revisiones anuales, “no sabrían cuáles fueron los niveles [de anticuerpos] en un inicio, ni tampoco en cierto intermedio, ni nada de eso, desde mi punto de vista científico, eso es lo que me llama muchísimo la atención, el cómo han estado llevando a cabo ese estudio”

“Al momento de que ya entrabas a firmar tu consentimiento, a que te informaran, a que te checaran, a que te hicieran las pruebas de embarazo y te sacaran sangre, mucha gente ya se iba, por los requerimientos”

De manera exacta, no sabe la cantidad de personas que se someterían al mismo proceso que ella, sin embargo, la entrevistada afirma que una gran cantidad de gente se mostró interesada en hacer parte de la prueba. No obstante, ella también percibió un alto índice de desinformación en los interesados ya que, varios de ellos, se retiraron al enterarse de que la prueba no era la vacuna definitiva, o al saber sobre los requisitos previos que necesitaban cumplir para participar en el proceso. Reconoció que el gobierno del país debería ser más claro hacia la población con respecto a lo que implica participar en este ensayo.

Karla nos comentó sobre su experiencia: “al momento de que ya entrabas a firmar tu consentimiento, a que te informaran, a que te checaran, a que te hicieran las pruebas de embarazo y te sacaran sangre, mucha gente ya se iba, por los requerimientos”. Asimismo, también comentó que parte de esta desinformación incluía la idea de que al aplicarse la vacuna, la gente podría relajar las medidas de protección contra la COVID-19 (uso de cubrebocas, lavado de manos, etc.), pero, según Karla, los médicos que realizan la prueba hacen hincapié en la importancia de mantener las medidas de protección activas. 

Además, los voluntarios para la prueba de la vacuna reciben una tarjeta que los identifica como voluntarios, misma que les da prioridad de entrada a los hospitales si presentan síntomas de COVID-19. Dicho trato prioritario se justifica con la urgencia de CanSino de conocer la efectividad de su vacuna. 

¿Tuviste que cumplir con algún requerimiento previo y/o posterior a la aplicación de la vacuna?

Los médicos realizan una serie de preguntas a las y los voluntarios que participan en la fase III. La pregunta principal que recibió Karla fue que si estaba embarazada y si tenía una vida sexual riesgosa. Para asegurarse de la negatividad de un embarazo, Karla tuvo que cumplir, de manera consensuada, con una prueba de embarazo por orina. Ella afirma que notó que muchas personas no aceptaban someterse a la prueba de embarazo por un sentimiento de invasión a la privacidad y de desconfianza de los médicos en la “promesa de palabra”. 

De igual manera le comentaron que otra condición para participar en el estudio es que no tuviera planes de embarazarse en el próximo año, dado que esto afectaría el mismo. Se le recomendó que, además del preservativo tradicional, utilizara un método anticonceptivo hormonal. Por otro lado, la entrevistada también se realizó una prueba para comprobar que no es VIH positiva, dado que personas con este virus no pueden participar en el ensayo.  Se le recomendó cuidar su salud en la mayor medida posible, lo que implica no caer en excesos (alcohol, tabaco, etc.), dado que esto también podría inferir con la efectividad del estudio. 

“Al final de cuentas, [los efectos a largo plazo] de nada lo sabes, igualmente puedes estar comiendo unas papitas y te generan cáncer o alimentos como los refrescos te causan diabetes”

De manera personal, Karla, como científica, nos menciona que ve su participación en la prueba de CanSino como una oportunidad para colaborar en un protocolo científico, oportunidad que se presenta pocas veces. Además, también nos comentó que este tipo de protocolos son de los más seguros en los que se puede participar, ya que existen pruebas similares, sobre otros medicamentos y enfermedades, que son más riesgosas. 

Asimismo, la entrevistada hizo hincapié en la ignorancia y desinformación que hay alrededor de la vacuna, y sus pruebas, ya que, según ella, hay personas que asocian la vacuna con problemas de salud a corto o largo plazo, cuestión que es poco probable por la ardua investigación previa que conlleva la creación de medicamentos como la vacuna contra la COVID-19. Karla comenta que en realidad, aunque el impacto a largo plazo no lo sabe, “al final de cuentas, de nada lo sabes, igualmente puedes estar comiendo unas papitas y te generan cáncer o alimentos como los refrescos te causan diabetes y una vacuna es muy difícil que te cause algún tipo de problema fuerte y por eso se usa mucha investigación hasta que llega a las personas”

Finalmente, como persona, y ciudadana, ella participa para dejar su “granito de arena a la humanidad”. 

¿Has recibido críticas basadas en desinformación por someterte a este proceso?

“No he recibido críticas directas”, sin embargo, mucha gente ha señalado su escepticismo de una manera más indirecta, en la que la califican como muy “valiente” o “arriesgada” por participar en el estudio. De igual manera, muchas personas a las cuales les ha compartido esta experiencia expresan su preocupación de que esta vacuna experimental represente un efecto negativo en la posibilidad de Karla de tener hijos. 

También, muchos han asumido que la razón de su sometimiento a este proceso fue para poder relajar sus medidas de sana distancia, sin embargo, ella afirma que esto es completamente falso, que su intención nació de otras razones. Karla opina que hay una necesidad de informar a la población acerca de lo que es una vacuna y biológicamente para qué sirve, para romper con la barrera de desinformación entre la población y evitar que se vacunen por tradición sin saber qué es lo que realmente implica vacunarse.

“Las personas [necesito que] se quiten la idea de que esta [la COVID-19] es una enfermedad que nos va a pasar a todos, que más del 90% de las personas va a tener, no es cierto, eso no tiene que pasar, no porque exista un virus o una enfermedad tiene que pasarte porque lo puedes prevenir siguiendo las medidas”

Karla afirma haber participado en este proceso para impulsar a otras personas a que no tengan miedo y se vacunen. De igual manera, ella considera importante que “las personas se quiten la idea de que esta [la COVID-19] es una enfermedad que nos va a pasar a todos, que más del 90% de las personas va a tener, no es cierto, eso no tiene que pasar, no porque exista un virus o una enfermedad tiene que pasarte porque lo puedes prevenir siguiendo las medidas”. La entrevistada continúa explicando la importancia de cuidarse aún después de haber sido infectada, ya que la reinfección es probable, y con peores consecuencias.

Finalmente, nos recuerda la importancia de guardar las medidas de seguridad, especialmente si tenemos el privilegio de permanecer en nuestras casas, especialmente por el personal de salud, quienes son los que arriesgan sus vidas en primera línea y recordar que lo que estamos pasando “no es una mala vida, solo es un mal año”

El gobierno de México, declaró que, de resultar exitosa la vacuna china, México comprará 35 millones de dosis para distribuir y aplicar entre la población. Annette Ortiz Austin, directora de EPIC Research, una empresa privada dedicada al desarrollo clínico en América Latina, y responsable en México del ensayo clínico fase III de CanSino Biologics, ha afirmado que la información que se recolectará en el país, al igual que la interacción genética de las y los mexicanos, formará parte importante de la estructura y diseño definitivo de la vacuna. Las y los voluntarios mexicanos de la misma constituyen el 37% del total del ensayo, el cual se calcula en 40 mil personas.

México y China han fortalecido sus relaciones diplomáticas durante las adversidades que presenta el virus, facilitando los vínculos en materia de política exterior entre ambos países. Según el comunicado no. 335 del gobierno de México, nuestro país se ha involucrado en estos procesos científico-médicos para garantizar el acceso pronto y universal de la vacuna contra la COVID-19, argumentando que esta interacción estratégica,podría significar un fin a la pandemia y a sus consecuencias fatales, además de dar pie a un proceso de recuperación de los afectados.