Protestas en Países Bajos por confinamiento

Mundo

A partir de este sábado 23 de enero han surgido una serie de protestas en los Países Bajos, principalmente en Ámsterdam, la capital, y en la ciudad de Eindhoven, debido a que la población se ha opuesto a cumplir con la cuarentena obligatoria para evitar la propagación de la Covid-19.

Manifestantes se reúnen en la Plaza de los Museos en Ámsterdam, Holanda, para expresar su inconformidad ante las nuevas imposiciones por el confinamiento obligatorio, sosteniendo un cartel que lee “Stop de lockdown” o “Paren el confinamiento” para su traducción al español.  Fuente: Fuente: La Jornada

Escrito por: Karime Simán

A pesar de que los casos de coronavirus en los Países Bajos siguen en descenso (teniendo 4,924 nuevos casos y 13,540 muertes hasta el pasado 25 de enero) y que desde marzo del año pasado que inició la pandemia no se había impuesto un confinamiento obligatorio, el gobierno de este país decidió que se aplicarían medidas más estrictas para evitar la expansión del virus. Entre algunas de las medidas se encuentran el toque de queda de las 21:00 p.m. a las 4:30 a.m., durante el cual tiene que existir una razón esencial para salir, ya que en caso de incumplir con el confinamiento, las personas tendrán que pagar una multa de 95 euros. 

Asimismo, se han prohibido los vuelos provenientes de Reino Unido, Sudáfrica y Sudamérica, además de que se requieren pruebas PCR negativas, de manera obligatoria,  para cualquier persona que entre al país. 

Fuente: El Confidencial
Un automóvil en llamas frente a la Estación Central de Eindhoven, en Eindhoven, tras manifestaciones contra las restricciones por confinamiento obligatorio en Países Bajos.

Estas medidas generaron descontento y originaron protestas a lo largo del país europeo por parte de personas que se niegan a cumplir con el confinamiento y el toque de queda. Los habitantes han causado disturbios en dos municipios (Ámsterdam y Eindhoven) lanzando objetos peligrosos y fuegos artificiales contra la policía, así como causando daños a establecimientos y prendiendo fuego a automóviles.

Debido a los acontecimientos, la policía neerlandesa tuvo que dispersar las manifestaciones que han surgido desde el pasado sábado 23 de enero, utilizando cañones de agua y gases lacrimógenos. Ese mismo día se arrestaron aproximadamente a 25 personas y, desde entonces, se han aplicado alrededor de 3,600 multas por los disturbios causados.

Finalmente, el primer ministro del país, Mark Rutte, calificó los hechos ocurridos como actos de “violencia criminal” y mencionó: “Estamos luchando contra el virus para recuperar nuestra libertad. El toque de queda sigue siendo necesario. No estamos aplicando estas medidas por diversión. Es el virus el que nos quita la libertad”. Igualmente, sostuvo que las medidas impuestas prevalecerían, por lo menos, hasta el próximo 9 de febrero.

Fuentes de información utilizadas:

La Vanguardia: https://www.lavanguardia.com/internacional/20210125/6196028/rutte-tilda-violencia-criminal-disturbios-toque-queda.html