Polonia se retira del Convenio de Estambul

Mundo
Foto: Pxfuel 

Escrito por: Karime Simán

El pasado 25 de julio, Zbigniew Ziobro, ministro de justicia polaco, anunció que el país se retirará del Convenio de Estambul en contra de la violencia de género. Esto sucedió debido a que el ejecutivo del país, Andrzej Duda, y otros miembros del partido Ley y Justicia, el cual es conocido por ser ultraconservador, mencionaron que el convenio viola los derechos de los padres de decidir cómo educar a sus hijos al exigirle a las escuelas que les enseñen a los niños sobre temas de género. Asimismo, Ziobro aseguró que el tratado tiene elementos y características ideológicas que hacen suposiciones acerca de que “el sexo biológico es un arcaísmo y que todo se reduce al género sociocultural”.

El Convenio de Estambul tiene como propósito prevenir y erradicar la violencia contra la mujer y la violencia doméstica, así como aplicar las sanciones correspondientes a los agresores con una política de cero tolerancia en caso de cometer este tipo de acciones que atentan contra los derechos humanos. Fue firmado el 11 de mayo de 2011, sin embargo, entró en vigor hasta el 1 de agosto de 2014; entre los países que lo firmaron y lo ratificaron se encuentran Austria, Dinamarca, Italia, España, y Polonia, quien lo firmó en 2012 y ratificó en 2015.

Para todos los países que forman parte del Convenio, es de suma importancia, ya que es el tratado internacional con mayor alcance para combatir la violencia de género, pues a este pertenecen 47 Estados, es decir casi todo el continente europeo; además, es el primer tratado que contiene una definición del concepto de género, y que sanciona acciones como la mutilación genital femenina, y el matrimonio y aborto forzados. Esta no es la primera vez que el gobierno polaco ha sido criticado por ser sumamente conservador, pues el ejecutivo del país ha declarado abiertamente estar en contra de la comunidad LGBTIQ+ y de prácticas como el aborto. Por esta razón, y a partir del acontecimiento mencionado anteriormente, el fin de semana pasado, las calles de Varsovia se llenaron de feministas y activistas defensores de los derechos humanos que se proclamaron en contra de los planes del gobierno polaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *