Petróleo readquiere estabilidad, la demanda se recupera

Mundo

Escrito por: Ulises Romero.

Después de episodios nunca antes vistos, en donde los comerciantes pagaban a los compradores por la adquisición del petróleo, los precios se recuperan a medida que crece la cantidad de países que poco a poco van levantando las medidas de confinamiento.

Hace unas semanas se veían precios negativos de este recurso tan vital para muchos países. La oferta en el mercado superaba de manera excesiva a la demanda pues, debido a diferentes factores, como el covid-19, era muy difícil encontrar a alguien que quisiera comprar petróleo. El resguardo de las personas y el paro de las actividades económicas generaron una menor demanda y los espacios destinados a almacenar el petróleo se estaban agotando, lo cual dio lugar a precios exageradamente bajos, incluso negativos.

Es una realidad el hecho de que el petróleo todavía se encuentra muy por debajo de los precios que tenía antes de la pandemia, sin embargo, ya se denotan cifras importantes superando los 30 dólares por barril. China es el segundo mayor consumidor mundial de petróleo, lo cual implica que este país tiene una gran influencia en la superación de esta crisis. Conforme pasan los días en esta nación, las industrias reanudan sus actividades y se normaliza el consumo de gasolina y diésel. Se ha detectado que una parte de la población en China evita a toda costa el uso de transporte público, lo que provoca mayor consumo de gasolina por individuo. En varias zonas del país asiático se han registrado niveles de tráfico vehicular similares a los registrados el año pasado, previo a la pandemia, esto de acuerdo con datos recabados por la empresa de navegación TomTom International BV. Además, el sector agricultor en Pekín ha reactivado sus actividades para garantizar la recuperación de la seguridad alimentaria y el consumo industrial, lo que genera un aumento en la demanda de diésel.

A inicios de marzo del presente año (2020), la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), y sus aliados, habían tenido ciertas disputas económicas, lo cual agravó la crisis petrolera. Actualmente esta organización, en conjunto con otros países exportadores, han corregido sus diferencias y han establecido un acuerdo con el principal objetivo de reducir la producción de esta mezcla alrededor del mundo. Este acuerdo implica el recorte más profundo jamás acordado por los productores de petróleo en el mundo. La intención en común es estabilizar el mercado petrolero por medio de la reducción de la producción en 9.7 millones de barriles por día para no poner en alto riesgo la economía de diversos países.

En algunos países de Europa, donde parece que se encuentran en etapas avanzadas de superación respecto a la pandemia, gradualmente se vuelve a la “normalidad”. De manera parcial, se reanudan ciertas actividades económicas, lo que, a su vez, provoca una regulación en los precios del petróleo. De acuerdo con Bjornar Tonhaugen, jefe de investigación del mercado de petróleo en Rystad Energy, parece que durante el mes de mayo los comerciantes finalmente tienen oportunidad de tomarse un momento y respirar, teniendo en cuenta que para visualizar precios del petróleo como los que había antes de la pandemia, primero se tiene que reducir el exceso de petróleo ya existente. Los expertos en energía advierten que si arriba otra ola de casos de covid-19, los precios de petróleo caerían nuevamente. A pesar de la extraordinaria dificultad para superar los problemas causados por la crisis petrolera, los comerciantes y gobiernos reconocen cierta estabilidad en el mercado, mientras la demanda día con día, se va recuperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *