Operación en Túnez elimina a un tercer terrorista vinculado al Estado Islámico

Mundo

Escrito por: Karen Maldonado

El pasado 1 de abril, el Ministerio del Interior de Túnez informó el abatimiento de 3 individuos vinculados a la organización “Jund Al Khilafa” del Estado Islámico, culpables de inmolación por la detonación del cinturón que portaba la mujer, pareja de otro de los miembros terroristas, quien de igual manera resultó muerto en la escena. El último integrante de la organización fue eliminado en una operación a 70km del primer incidente.

Policías abatiendo terroristas en el monte Mghila
Fuente: Infobae

El Gobierno de Túnez informó, el 1 de abril del 2021, el éxito del operativo antiterrorista realizado con el fin de eliminar a Hamdi Dhouib (Ahmed Duib), terrorista miembro de la organización “Jund Al Khilafa” y vinculado al Estado Islámico (EI). Así mismo, el Ministerio del Interior informó a través de un comunicado los pormenores de la misión, destacando el ejercicio operativo “proactivo” y “táctico” llevado a cabo por los cuerpos de seguridad nacional y el Ejército.

Es preciso mencionar que los sucesos acontecieron en el monte Mghila, territorio situado entre las Gobernaciones de Kasserine y de Sidi Bouzid, punto geográficamente afluente, comúnmente utilizado para el tráfico de personas para el combate armado, además de la filtración ilegal de armas y municiones. Dhouib ya había estado involucrado en diversos intercambios con el terrorismo, medios de comunicación como Gulf News, reportan que este individuo estuvo implicado en los ataques al Museo de Bardot y en los ataques a un hotel en la parte costera de la ciudad de Sousse.

Por lo anterior, es que se presume que Dhouib sostenía lealtad hacia el Estado Islámico. Durante el operativo, las fuerzas de seguridad consiguieron incautar un fusil de asalto “Steyr” de origen austriaco. Lo que reforzaría las hipótesis sobre la adhesión del abatido con operaciones terroristas y de tráfico de armas. A lo largo del transcurso de este año, se han identificado mediante misiones preventivas a al menos otros dos individuos vinculados al terrorismo y actividades delincuenciales derivadas de ello.

Operación para la aprehensión de un matrimonio terrorista

En lo que va del año se han realizado múltiples operaciones antiterroristas. Previo a la misión en la que se eliminó tácticamente a Hamdi Dhouib, se realizó una similar en el monte Salloum en la que se intentó detener sin éxito al matrimonio, recientemente vinculado con el terrorismo. Antes de ser sometidos, la mujer, madre de dos menores, decidió inmolarse al activar un cinturón explosivo que llevaba adherido a sí misma.

Hasta el momento se tiene conocimiento del fallecimiento inmediato de la pareja y uno de sus hijos. Mientras que su hija, una menor de tres años, se encuentra estable y hospitalizada en un centro médico regional. A pesar de haber sido identificados como miembros activos del terrorismo yihadista, no se excluye la posibilidad de continuar con las operaciones preventivas para abatir a otros participantes y garantizar la seguridad de la región. Tan solo el año pasado, el Gobierno de Túnez identificó y desarticuló aproximadamente 33 células del terrorismo de ideología takfirista. Así mismo, al menos, 1020 miembros pertenecientes a organizaciones terroristas fueron puestos a disposición del Estado en calidad de detenidos.

De igual manera, en 2020 se llevaron a cabo 48 operaciones que concluyeron en la eliminación efectiva de nueve presuntos terroristas. Además, también se capturó a un total de 876 personas relacionadas a actividades terroristas para llevarlas a comparecer ante el Tribunal Especializado en Crimen Organizado; lo que resultó en la condena de 112 individuos de los 876 detenidos. Los esfuerzos para desarticular a estas organizaciones criminales son de suma importancia para el Estado de Túnez puesto que, supuestamente, la organización “Jund Al Khilafa” y la brigada “Okba IBN Nafaa” (rama local de Al-Qaeda), han estado involucradas en territorio fronterizo con Argelia. 

El país magrebí se encuentra bajo estado de emergencia desde 2015, tras un atentado yihadista que dejaría a sin vida a doce miembros de la Guardía Presidencial. Este estado de emergencia ha funcionado de manera ininterrumpida desde entonces.