Migrantes en la frontera de Bielorrusia con Polonia intentan llegar al corazón de Europa

Mundo

El pasado lunes 8 de noviembre cientos de migrantes llegaron a la frontera de Bielorrusia intentando entrar a Europa por Polonia. Los migrantes se encuentran en condiciones extremas

Escrito por: María Paula Nava Ambriz

El pasado lunes 8 de noviembre cientos de migrantes llegaron a la frontera de Bielorrusia intentando entrar a Europa por Polonia. Los migrantes son mayoritariamente kurdos que huyen de Siria e Irak. Hasta este momento se reportan más de 4,000 migrantes en la zona y de acuerdo con la Guardia Fronteriza Polaca. El gobierno de Lituania acusó al régimen de Aleksandr Lukashenko de orquestar esta situación con ayuda de Rusia, y de utilizar a los migrantes como “arma política”. Hasta el momento Polonia ha desplegado 15,000 elementos en los casi 400 kilómetros de controles fronterizos. Lituania y Letonia también han decidido reforzar sus fronteras.

El gobierno de Bielorrusia ha estado facilitando visas de turistas a migrantes de Oriente Próximo. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyer declaró que se está buscando la forma de “sancionar, incluso mediante la inclusión en listas negras, a las aerolíneas de terceros países que participen activamente en la trata de personas.” Entre las aerolíneas que podrían recibir estas sanciones se encuentra Aeroflot de Rusia, pero el país negó cualquier participación en esta nueva ola de migrantes. Sin embargo, el pasado miércoles, Rusia apoyó militarmente al régimen de Lukashenko para patrullar las fronteras limitantes con países de la UE. 

La UE y La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) expresaron su solidaridad con los países afectados, especialmente con Polonia. Se espera que para el lunes (15 de noviembre), la comunidad internacional aplique más sanciones. Se le ha acusado al régimen de Lukashenko de organizar esto para desestabilizar a la UE como represalía por las sanciones económicas que le impusieron a consecuencia de las elecciones de agosto de 2020, donde Aleksandr Lukashenko salió victorioso por sexta ocasión consecutiva.

La crisis migratoria ha venido creciendo desde mediados de año, Lituania declaró que en lo que va del 2021, alrededor de 4000 migrantes han entrado ilegalmente al país desde Bielorrusia.

La tensiones entre la comunidad internacional y Bielorrusia han ido en aumento desde las elecciones de agosto de 2020. Aleksandr Lukashenko lleva 20 años en el poder, por lo que los resultados de estas últimas elecciones fueron rechazados rotundamente por la oposición, resultando en protestas. El régimen de Lukashenko encarceló a líderes de la oposición, manifestantes fueron reprimidos por las fuerzas armadas, causando una grave violación de derechos humanos. Mientras China y Rusia apoyaron los resultados de las elecciones, los países occidentales las rechazaron.

Los migrantes en la frontera se encuentran en situaciones extremas, la comida escasea y la temperatura baja cada vez más. Debido al estado de emergencia declarado por Polonia en septiembre, las Organizaciones no gubernamentales no pueden intervenir con suministros y asistencias. Algunos migrantes buscan protección internacional en Polonia y otros buscan continuar hacia Europa central, siendo Alemania el principal destino.