Lo que hay detrás de las elecciones: Observando el Sistema Electoral de Estados Unidos

Mundo

Por: Fortuna Osorio

Este año, es año electoral para los Estados Unidos. Unas elecciones que nos han tenido a todos al borde del asiento y con incertidumbre sobre el futuro del país. No solo las elecciones serán controvertidas por el hecho de que pueden definir, o no, 4 años más con Donald Trump, sino también porque se estarán llevando a cabo en una pandemia y en pleno momento de descontento social y político.

Las protestas y la pandemia han relucido muchas preocupaciones sobre el sistema democrático de los Estados Unidos. Esta semana, se llevaron a cabo elecciones primarias en distintos estados del país como Georgia, las cuales han sido problemáticas debido a distintas fallas en el proceso. A pesar de que los resultados muestran una sociedad sumamente polarizada en términos de opinión pública, hay que observar más allá de lo que será una probable contienda entre Joe Biden y Donald Trump.

El clima político que actualmente se vive en Estados Unidos ha movilizado a personas que nunca habían votado o que no pensaban que su voto tendría algún efecto, hasta ahora. Por lo cual, es importante entender el sistema electoral que hay detrás para observar cómo este afecta las votaciones, ya que será un factor crucial en los meses que restan. Cuando se trata de elecciones presidenciales, Estados Unidos tiene un proceso que es distinto al de otras democracias y que muchas personas no comprenden, siendo el origen de injusticias electorales que se cometen en el país. De forma general, el proceso de votación se explica a continuación:

  1. Se llevan a cabo caucus electorales y elecciones primarias para poder definir quiénes serán los mejores candidatos de cada partido.
  2. Cada partido organiza una Convención Nacional, donde se revela qué candidato será el nominado oficial a la presidencia y quién será la persona que los acompañará en la carrera por la vicepresidencia.
  3. Una vez que terminan los tiempos de campaña se procede a las elecciones generales donde aquellos ciudadanos que se hayan registrado, podrán votar por los candidatos a presidente y vicepresidente a través de los “electores”, que posteriormente conformarán el Colegio Electoral.
  4. El voto general no se reflejará directamente en la carrera presidencial, sino que servirá para poder definir quiénes conformarán el Colegio Electoral. Por otra parte, cada estado tiene un cierto número de “electores” que les corresponden de acuerdo con el número de representantes con el que cuentan en la Cámara de Representantes del congreso.  El candidato que logre más de 270 votos, es el que ganará la presidencia.

Ahora, Estados Unidos sigue en la primera etapa del proceso y apenas se está preparando para la segunda, las convenciones nacionales. A diferencia de años pasados, en este año la etapa de las elecciones primarias y los caucus no han podido ser del todo fructífera. Los caucus de Iowa, llevados a cabo el pasado mes de febrero, son una etapa importante de la carrera presidencial por el lado democrático. Este evento estuvo lleno de fallas técnicas y los resultados no fueron tan reveladores como en años pasados. Adicionando a este suceso, a partir del mes de febrero, muchos candidatos a la presidencia del partido democrático abandonaron la carrera como Bernie Sanders, Andrew Yang y Elizabeth Warren, dejando a Joe Biden como el obvio nominado democrático.

Agregando al proceso de caucus, las elecciones primarias que se han llevado a cabo a lo largo de esta semana en distintos estados también han estado llenos de fallas. Debido a la contingencia por Covid-19, el proceso de votación no puede implementarse como de costumbre, por lo que se ha recurrido al envío de boletas por internet y a la redistribución de los distritos electorales, generando grandes problemas porque las personas no reciben sus boletas y hay distritos que se quedan sin representación.

Esto despertó grandes preocupaciones, porque a pesar de que ya se tiene una idea de cuáles candidatos serán los nominados de cada partido, las elecciones primarias siguen siendo un paso importante para que el pueblo pueda ejercer un derecho que les pertenece por la constitución. Las injusticias del proceso de votación y las fallas técnicas están despertando incertidumbre sobre el futuro del proceso electoral de este año y sobre si serán votaciones justas para la población, tomando en cuenta la complejidad del proceso y sus adaptaciones debido a la pandemia. Cabe mencionar que la existencia del Colegio Electoral y su falta de representatividad es uno de los factores que más se critican sobre el sistema electoral.  Los resultados hasta ahora han arrojado que, así como sucedió en el 2016, la opinión pública estará sumamente polarizada. Entonces, independientemente de observar la dinámica Biden vs Trump, también será importante observar el proceso, debido a que dirá mucho del sistema democrático del país. Este año no solo está en juego el futuro del país, sino también el futuro de los derechos electorales de los ciudadanos y del sistema electoral como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *