Líbano logra formar nuevo gobierno en medio de una crisis.

Mundo

Tras 13 meses, Líbano consigue la firma del decreto del nuevo gobierno. Conformado por el primer ministro Najib Mikati, el presidente Michel Aoun y con 24 ministros, el nuevo gobierno deberá enfrentar la crisis política y económica del país.

Escrito por: María Paula Nava Ambriz

El pasado viernes 10 de septiembre, la República Libanesa consiguió formar un gobierno en medio de una total crisis política y económica. Esto se logró tras 13 meses de negociaciones entre Najib Mikati, quien es ahora primer ministro, y Michel Aoun, actual presidente de la República. El decreto de formación del nuevo gobierno fue firmado en presencia de Nabih Berri, presidente del parlamento. Najib Mikati, el hombre más rico de Líbano, presentó a su gabinete en el Palacio Baabda de Beirut. 24 ministros“divididos a partes iguales entre cristianos y musulmanes”, expresó el primer ministro. El gabinete solo cuenta con una mujer ministra.

Las explosiones ocurridas en el puerto de Beirut en agosto del año pasado, con un saldo de 218 muertos y daños de aproximadamente 5.000 millones de euros, profundizaron la crisis económica y política en Líbano. A una semana del accidente, el primer ministro Hassan Diab dimitió junto con todo su gabinete. El país está en su peor crisis desde la guerra civil de 1975. Actualmente cuenta con más de 2 millones de personas en situación de pobreza extrema, de los cuales casi todos son refugiados palestinos y sirios. La inflación ha superado el 200% y en los últimos dos años, la libra libanesa ha perdido el 90% de su valor frente al dólar.

La primera reunión del nuevo gobierno libanés fue llevada a cabo el pasado lunes 13 de septiembre en el palacio presidencial. Estuvo encabezada por el presidente Michel Aoun, quien hizo énfasis en que es“clave garantizar que las elecciones parlamentarias previstas para el próximo mayo tengan lugar a tiempo”, que se restructure el sector bancario, y que el sistema eléctrico se arregle y se concluya la investigación sobre la explosión en Beirut. Najib Mikati, primer ministro, expresó que el gabinete también dará prioridad a la crisis de medicinas y combustibles.

Desde julio del 2020, las conversaciones del gobierno libanés con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un acuerdo, han sido interrumpidas. Este es uno de los retos a cumplir más esperados por el nuevo gobierno. Aceptar las condiciones del FMI, podría sacar a flote la economía del país. También se espera que los países de la región apoyen a Líbano durante esta gran crisis.