Líbano: Crisis económica, descontento social y una posible crisis política

Mundo

Escrito por: Fortuna Osorio

El Líbano atraviesa una crisis económica originada por la pandemia del Covid-19. Con una deuda exterior del 170% del PIB y el aumento de entre 25% y 60% en los precios de los productos básicos, el primer ministro, Hasan Diab, reveló que casi el 50% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza y la hambruna comienza a ser un problema serio.

El país ha atravesado momentos de descontento político en los últimos años, destacando las protestas de octubre de 2019 y hasta antes de la pandemia, su futuro económico no era el más brillante. A pesar de que la pandemia en el país no alcanzó números grandes, agravó la crisis económica que se avecinaba. Distintos analistas apuntan que la falta de soluciones se origina en la pluralidad política del país, la cual impide que los distintos partidos puedan llegar a un interés común.

Es importante retomar algunos datos del pasado para comprender el contexto actual del país. En el 2019, las protestas en el Líbano escalaron luego de que hubo escasez de monedas extranjeras y trabajadores de industrias como la gasolinera y la agraria comenzaron a demandar que se les pagara con dólares estadounidenses. En el mismo mes, el gobierno propuso impuestos para el tabaco, gasolina y servicios de mensajería instantánea como WhatsApp, para incrementar la recaudación.

Actualmente, los despidos masivos siguen ocurriendo, la moneda libanesa sigue devaluándose y el gobierno no ha podido implementar el plan de recuperación apoyado por el Fondo Monetario Internacional. A pesar de que la pandemia fue una clase de “tregua” para las personas, con el aligeramiento de las medidas y las restricciones, el pueblo ha regresado a tomar las calles. La principal demanda tanto del pueblo libanés como de la comunidad internacional es que el gobierno implemente una serie de reformas que puedan ayudar a que se recupere económicamente.

Mientras el gobierno sigue en una lucha de interés entre los distintos grupos político-religiosos, grupos como Hezbollah, se consideran los “salvadores” de la situación actual. Al ser una fuerza paramilitar, Hezbollah ha buscado resolver problemas por sus propios medios y han colocado un fuerte mensaje político para el pueblo libanés. De seguir ganando fuerza, se podría avecinar un conflicto geopolítico, pues Hezbollah es un grupo formado por fuerzas iraníes en el Líbano, e Israel es el vecino próximo del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *