La inconsciencia de las personas respecto a la pandemia

Mundo
Créditos: Da Rin for the United Nations

Escrito por: Karime Simán

El covid-19 surgió el año pasado, 2019, y se ha ido expandiendo rápidamente a lo largo del mundo, lo que ha generado que los países tomen diferentes posturas respecto a la contención del virus. Por ejemplo, tenemos a China, un país que ha tomado medidas referentes al control de datos personales para evitar la propagación del virus; entre estas medidas se encuentra tomar la temperatura de las personas en estaciones del metro y si resulta que alguna de estas personas tiene una temperatura corporal elevada, se envía un mensaje de texto a toda la gente con la que estuvo cerca en el metro para informarles que es probable que esta persona tenga coronavirus y de esta manera, tomen las medidas y precauciones necesarias.

 Otro ejemplo de medidas sanitarias implementadas en China es que hay drones vigilando en las calles, y en caso de que una persona salga de su casa, estos drones se dirigen a esa persona para ordenarle que vuelva. Este tipo de medidas son posibles en China debido a que hay un gobierno autoritario y todas las acciones que los ciudadanos realicen son vigiladas por este.

La otra cara de la moneda la tenemos en países como España, Francia, Italia y México; países democráticos con sociedades más libres y abiertas; es por esto, que en estos países ha resultado difícil sobrellevar la crisis. En marzo, Europa fue declarada epicentro de la pandemia, y si bien se implementaron medidas desde un inicio, los ciudadanos no las tomaron en cuenta hasta que, lamentablemente, el número de muertes y contagios aumentó de manera drástica.

Fue en este momento cuando observamos imágenes en redes sociales de las calles de estos países completamente vacías. Sin embargo, para el mes de mayo, al observar una disminución en los contagios, se empezaron a relajar las medidas sanitarias de restricción; diversos comercios comenzaron a reabrir sus puertas. La inconsciencia de la gente salió a la luz. La reapertura de la tienda de ropa “Zara” en Francia, provocó que los individuos hicieran largas filas afuera de esta; comenzaron a circular videos en redes sociales acerca de los acontecimientos. Esto nos deja claro la inconsciencia y la irracionalidad de la gente, ya que, si bien están utilizando cubrebocas, aún hay un alto riesgo de contagio.

Otro ejemplo de clara inconsciencia lo tenemos en México. País en el cual existe una gran falta de creencia del covid-19, y, por lo tanto, en la ciencia. En una conferencia de prensa, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mencionó que estaba circulando un audio en el cual se decía que se iba a llevar a cabo una reunión para que los asistentes se contagien de covid, y de esta manera “inmunizarse”, a lo que él respondió: “no es un mecanismo adecuado para conducir a inmunidad, tiene importantísimos riesgos. Entonces reprobamos completamente este tipo de llamados, también reprobamos los ejercicios de deliberada desinformación”.

Ejemplos de inconsciencia como este hay muchos otros; gente que sigue haciendo reuniones con sus amigos y familia como si nada pasara, y personas que expresan deliberadamente no creer en este virus. Esto es lo que ha generado que México ni siquiera llegue aún a su punto más alto de contagio; y de continuar así, lo más probable es que sea necesario permanecer en cuarentena mucho más tiempo del establecido anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *