La carta de Vogue y sus acusaciones

Mundo

Escrito por: Melissa Tovar Becerra

La legendaria editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, está dando al mundo algo de qué hablar y esta vez no se trata de alfombras rojas o de una nueva colección de ropa, sino de la actitud que está tomando ante el movimiento BLM (Black Lives Matter). La revista de moda más importante del mundo envió un correo a todos sus colaboradores disculpándose por los que errores que tanto ella, como la revista, han cometido. En dicho correo, Wintour escribe: “Asumo toda la responsabilidad por esos errores”.

En la carta filtrada por el portal estadounidense Page Six, expresa su solidaridad con la comunidad de color, reconoce que la violencia y agresión han estado incrustados mucho tiempo en la sociedad y afirma que la acción hacia el cambio está tomando demasiado tiempo. Continúa diciendo: No debe ser fácil ser un trabajador negro en Vogue y son muy pocos. Sé que no basta con decir que lo haremos mejor, pero lo haremos.” Para finalizar la carta, menciona que está orgullosa de las últimas publicaciones de la revista, las cuales han abordado el movimiento BLM.

Las acusaciones

Después de que la carta saliera a la luz, empezaron a filtrarse diversas denuncias de exempleados y ex colaboradores de Vogue. Empezando con la exempleada Shelby Ivey Christie, quien explicó vía Twitter que el ambiente de trabajo, siendo una persona de color, era lamentable. Sus opiniones y aportaciones no eran tomadas en consideración a pesar de tener más experiencia que sus colegas, además, cuando decidió llevar sus quejas a recursos humanos, fue ignorada.

Otra denuncia fue dada a conocer por parte de la ex directora de comunicaciones Zara Rahim, quien reveló que su sueldo estaba $50,000 dólares por debajo de sus colegas blancos de la misma jerarquía. También expresó el trauma que le había provocado trabajar para Condé Nast, una editorial de revistas a nivel internacional, pues comentó del racismo que sufrió siendo la única mujer de color en un puesto de poder y cómo llegó a recibir comentarios afirmando “que se quejaba demasiado”

Por otro lado, la periodista de moda Noor Tagouri, fue erróneamente acreditada en la revista, pues la publicaron bajo otro nombre, sin embargo, cuando ella se acercó a Vogue para que se disculparan por la equivocación ellos simplemente se negaron. De la misma manera, le aclararon que la revista no publica dos artículos de diversidad al año.

Estas son solo algunas de las denuncias y relatos sobre el racismo que se vive dentro de la revista Vogue, pero hay muchos más. Es verdad que Anna Wintour escribió una carta reconociendo sus errores y prometiendo un cambio, pero hoy en día se sabe que las declaraciones y las promesas son solo una de las muchas tácticas que las personas en el poder ejecutan para mantenerse en dichas posiciones.

Anna Wintour no solo tiene que hacer cambios perpetuos en Vogue, también tiene que salvar la reputación de Condé Nast, lo cual no será posible si no acciona, ejecuta y cambia. En las palabras del ex director general de Vogue, André Leon Talley “Ella tiene derecho y no creo que deje que nada se interponga en su privilegio blanco”.

1 comentario sobre "La carta de Vogue y sus acusaciones"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *