Juan Carlos I Pierde Su Blindaje Jurídico Al Abandonar España

Mundo
Créditos: El confidencial

Escrito por: Lia Herrada

El pasado lunes 1 de agosto, el rey emérito Juan Carlos I de España anunció que se traslada fuera del país para poder facilitar el ejercicio de la Corona monárquica en favor de su hijo Felipe VI.

Juan Carlos I dejó España el lunes 3 de agosto aún siendo acusado por distintos actos de corrupción financieros sustentados a partir de dos investigaciones jurídicas realizadas en España y Suiza. En el año 2014 decidió abdicar, heredando la Corona a su hijo Felipe VI y perdiendo su blindaje jurídico. Aunque en España, las acciones realizadas hasta ese año por el ex rey no podrán ser procesadas, el Derecho Internacional no regula la inmunidad de jefes de Estado por lo que el país donde decida asentarse, será clave para determinar su futuro judicial.

El ex rey español, se convirtió en tema de severas críticas políticas en el año 2012 al ser trasladado de emergencia a España después de una caída causada por cazar elefantes en peligro de extinción en Botsuana, lo que provocó que su popularidad se desplomara. Entre otras cosas, las investigaciones realizadas arrojaron que al menos 100 millones de dólares se encuentran en un banco suizo a nombre de una fundación panameña, 66 millones para dos de sus presuntas amantes y transferencias millonarias de los monarcas saudíes desconociendo a cambio de qué.

Si bien, el rey de España es el jefe de Estado cuyas facultades radican en la regulación y supervisión de un buen funcionamiento de las instituciones, este también se jacta de ser la máxima representación de la nación, así como de poseer blindaje jurídico hasta el momento en el que abdica. El blindaje está sustentado por el artículo 56 fracción 3 de la Constitución Española, la cual establece que el Rey, como cargo institucional, es inviolable y no está sujeto a la responsabilidad jurídica, ya sea penal, civil, laboral o administrativa. 

Según El Confidencial, el país seleccionado para su llegada fue Portugal con la familia Brito e Cunha-Espirito Santo y hay especulaciones que Suiza podrá colaborar con el país para llevar a cabo el proceso judicial necesario. A pesar de haber perdido su blindaje jurídico, Juan Carlos I aún está protegido por la figura jurídica del aforamiento enmarcado en la Constitución española, lo que implica que, si bien no puede librarse de ser procesado internacionalmente, sí posee el privilegio de ser juzgado por el Tribunal Supremo, un tribunal jerárquicamente superior, y teóricamente, más objetivo.

7 comentarios sobre "Juan Carlos I Pierde Su Blindaje Jurídico Al Abandonar España"

  1. Un tema complejo e interesante. Excelente explicación y excelente redacción que facilita la comprensión de la nota.
    Muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *