Irán envía su apoyo ante crisis petrolera del Líbano

Mundo

Irán busca reforzar su alianza de Hizbulá, apoya con subsidio de carburantes tras la fuerte crisis en Líbano.

Escrito por: Maryel Sánchez

Después de que el pasado 11 de agosto de 2021 el Banco Central renunciara a abastecer combustible al Líbano, se desató una crisis de manifestaciones y confrontaciones violentas entre la población. Ante la situación, Irán se proclamó en favor de la República Libanesa apoyando con petróleo y buques cisterna con carburante, además de prometer explotar los yacimientos de gas en zonas fronterizas con Israel.

A partir de la firme decisión del Banco Central de dejar de subsidiar la importación de combustible al Líbano, el precio de la gasolina en este país se disparó en un 66%, contribuyendo a la devaluación de la libra libanesa en u. 90% frente al dólar.

La situación no solo desató furor, sino una fuerte crisis económica, que atenta contra los servicios básicos de la población, pues durante el mes de agosto la luz llega a los hogares tan solo un par de horas al día. Aunado a ello, la inflación se encuentra por encima del 200% con relación al 2019, llevando a poco menos de la mitad de sus 4.5 millones de habitantes a caer en pobreza extrema.

Hasán Nasralá, líder de Hizbulá (grupo chií libanés) expresó su preocupación y especial interés en enviar cargamentos de diésel al Líbano para reactivar los generadores eléctricos y todas las actividades esenciales que de ello dependen. Fue así como el 19 de agosto zarpó el primero de varios barcos con combustible, a pesar de que esto representara una falta al embargo impuesto a Irán por Estados Unidos en 2018, establecido tras la suspensión del acuerdo nuclear entre ambas naciones durante la presidencia de Donald Trump.

Sin lugar a dudas la situación por la que el Líbano atraviesa es una preocupación de talla internacional, pues toda actividad económica se ha visto detenida ante la falta del principal medio de energía y transporte para la mayoría del sector trabajador. El apoyo de Irán favorecerá la reactivación de los sectores más indispensables, aunque esto solo dure un tiempo. Será necesaria y de vital importancia la estrategia que los gobiernos tomen para revivir un país sumergido en la inquietud, ahora cotidiana.