Inestabilidad en Perú pone en peligro la vida de manifestantes.

Mundo
Un manifestante, en medio de las protestas en Perú, porta una playera que lee “La corrupción es el sistema”
Créditos: Aldair Mejía para EFE en el periódicoPúblico

Escrito por: Carolina Nava Estrada

Con las movilizaciones de la sociedad civil en Perú, se ha conseguido destituir a tres presidentes desde las primeras semanas de noviembre del 2020, pero estas manifestaciones han significado no solo un aumento en la representación democrática de todos los peruanos, sino también la exposición del uso excesivo de la fuerza del gobierno de este país.

La ira popular se ha hecho presente en la sociedad peruana que se ha mostrado abiertamente molesta con los legisladores, por lo que el Congreso de Perú se ha visto en la necesidad de cambiar de presidente para no agravar más los descontentos de la sociedad civil.

Francisco Sagasti Houchhausler jurando como el nuevo presidente de Perú para completar el periodo presidencial 2016-2021
Créditos: El Universal

El primero en salir de la presidencia en este 2020 por las exigencias de la ciudadanía fue Martín Vizcarra, quien fue destituido por el Congreso de Perú al ser considerado como “incapaz moral”. Este ex presidente reemplazó en el 2018 a Pedro Pablo Kuczynski, quien también fue destituido por el Congreso. Después Manuel Merino, quien era presidente del Congreso y quien estuvo únicamente del 10 al 15 de noviembre al frente del país.

Merino fue obligado a renunciar debido a las manifestaciones que se llevaron a cabo en su contra y las cuales resultaron en un golpe de Estado que dejó un saldo de dos personas fallecidas y un amplio número de manifestantes desaparecidas. Por último, quien se encuentra actualmente en el cargo desde el 17 de noviembre es Francisco Sagasti Houchhausler, ingeniero y académico que prometió a la población peruana “alejarse de la amargura y que será un momento de alegría y de esperanza”. Houchhausler juró como presidente para completar el periodo presidencial que inició en el 2016 y que acaba en el 2021.

Pie de foto: Una manifestante peruana sostiene un cartel que lee “Perú te quiero, por eso te defiendo” en Lima
Créditos: Europa Press

A pesar de estas declaraciones, parece ser que el gobierno de Sagasti tiene otras prioridades, ya que la nueva ministra, Violeta Bermudez, aseguró que respalda las acciones tomadas por los cuerpos policiacos, además de mencionar que la violencia que se había vivido en las manifestaciones, y que había sido perpetrada por el gobierno, se trataba únicamente de casos aislados; pero lo que preocupó más a la población es que horas después, el recién electo presidente, respaldó dicho discurso.

La presión social aumentó ante este discurso y el presidente se vio en la necesidad de anunciar la destitución del comandante general de la policía, además de crear una comisión que tiene como finalidad recomendar acciones a dicha institución. Ante los continuos ataques de las fuerzas policiacas, tanto la nueva presidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, como la congresista Rocío Silva Santisteban, han propuesto en conjunto un proyecto de Ley para la Protección Policial, donde se busca que los miembros de la polícia no queden impunes ante actos del uso de violencia excesiva que termine en asesinato o donde se ponga en juego la seguridad de cualquier ciudadana y ciudadano.

Perú ha sido lugar de represión en las últimas semanas, tornando a esta nueva reforma de ley en una imprescindible para asegurar las garantías de las y los manifestantes y los derechos fundamentales a la igualdad a todas las y los ciudadanos.

Deja un comentario