Huracán Eta: la destrucción de Centroamérica

Mundo

Escrito por: María Paula Nava Ambriz

El pasado 2 de noviembre el huracán Eta llegó a territorio centroamericano. El paso del huracán ha provocado inundaciones, deslaves y desbordamientos que han resultado ser más graves de lo que las autoridades de los países en Centroamérica esperaban, dejando a miles de personas desplazadas. 

El pasado lunes 2 de noviembre el huracán “Eta” tocó tierras centroamericanas llegando a las costas de Nicaragua y Honduras, sin embargo, las lluvias más fuertes que han dejado más daños se reportaron durante los días martes, miércoles y jueves. 

El huracán de categoría 4 ha causado lluvias, inundaciones, deslaves y desbordamientos de ríos en diferentes países de Centroamérica y, a pesar de que estos daños eran esperados, las consecuencias vistas tras la partida de Eta el día jueves, ya clasificada como depresión tropical, han sido devastadoras. Con vientos de 240 km/h, la tormenta tropical causó daños en Nicaragua, Honduras, Guatemala, Panamá, El Salvador y Costa Rica.

En Honduras, uno de los países más afectados por el huracán, se reportaron inundaciones desde el lunes, sin embargo, el jueves se reportaron los peores daños. Los desbordamientos de los ríos Ulúa y Chamelecón causaron la inundación del Valle de Sula, considerado la capital industrial hondureña. Así mismo, se reportaron deslaves y derrumbes al norte del país, dejando hasta el momento a 8 personas fallecidas. 

La hondureña Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informó que las lluvias han dejado a poco menos de 340,000 personas afectadas, más de 6,000 personas evacuadas y a 2,675 en albergues. El presidente Juan Orlando Hernández informó que se enviaron helicópteros y lanchas militares para rescatar a ciudadanos en situación de riesgo. El país se encuentra en alerta roja nacional.

En Nicaragua, país que también se vio severamente afectado por el huracán, se reportaron inundaciones y diversas comunidades devastadas. En el municipio costero de Bilwi se reportaron inundaciones y serias afectaciones, sobre todo en las comunidades de Wawa y Karata, donde prácticamente todas las casas desaparecieron. En Cayos Miskitos, un archipiélago en el mar adentro en la costa noreste caribeña de Nicaragua, 7 unidades militares fueron reportadas como destruidas y 10,000 personas evacuadas. Un deslizamiento de tierra en el municipio de Bonanza dejó a 2 personas muertas dentro de una mina. La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica de Nicaragua informó que alrededor de 12,000 hogares se encuentran sin luz.

En Guatemala se han reportado 1,800 personas evacuadas y para el día jueves, las autoridades reportaron inundaciones, deslaves y casas enterradas alrededor del país. En el departamento de Huehuetenango, se informaron de 10 personas fallecidas debido a desprendimientos de tierra, en el departamento de Quiché, 5 personas murieron por deslaves, y se reportó el desbordamiento del río Motagua, por lo que 30 familias fueron evacuadas. El presidente, Alejandro Giammattei, anuncióque más de 50 personas murieron en la Aldea Quejá, una comunidad indígena ubicada al norte del país, donde un deslave dejó 25 casas bajo tierra.

En Costa Rica las lluvias ocasionaron un derrumbe en el cantón Coto Brus, al sur del país, dejando a 2 personas muertas. El jueves la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) reportó a 1,361 personas albergadas. Actualmente se contabilizan alrededor de 1,400 de personas evacuadas.

En El Salvador la tormenta ha dejado 26 derrumbes en carreteras, desbordamientos de ríos y alrededor de 1,200 personas evacuadas. El país se encuentra en estado de máxima alerta.

En Panamá, el Sistema de Protección Civil informó de 5 personas muertas, entre ellos 3 menores, en la provincia de Chiriquí. Aún se está en busca de personas en calidad de desaparecidas.

A pesar de que “Eta” partió de Honduras el día jueves como depresión tropical, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió que las lluvias continuarán y que la tormenta se encuentra de camino a Cuba y al sur de Florida (se prevé que llegará este fin de semana), y que con los cambios de temperatura en el agua, podría fortalecerse y convertirse en tormenta tropical de nuevo. También se prevé que la tormenta ocasione lluvias fuertes al sur de Haití, en las Islas Caimán, Jamaica y al sureste de México.

La Organización Meteorológica Internacional utiliza letras griegas para nombrar huracanes cuando se termina la lista de 21 nombres que se hace cada año, esto quiere decir que el 2020 es un año récord en cuanto a tormentas en el Atlántico y “es la primera vez que se usa [una letra griega] para denominar una tormenta en la historia”.  Unicef estima que el huracán Eta podría afectar a 1,227,000 personas, donde cerca de medio millón son niños y adolescentes.

Créditos: Carlos Herrera de Associated Press 

Pie de foto: Dos hombres afuera de una casa dañada por el impacto del huracán Eta en Wawa, Nicaragua, el pasado 3 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *