FBI alerta la injerencia de Irán y Rusia en las elecciones de Estados Unidos

Mundo

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) alertó el pasado miércoles 21 de octubre que Irán y Rusia cuentan con información de los votantes estadounidenses y buscan interferir con los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, las cuales se llevarán a cabo el próximo 3 de noviembre. 

John Ratcliffe, director de inteligencia nacional estadounidense, entre las banderas de Irán (izquierda) y Rusia (derecha).

Escrito por: Redacción PICO Mundo

El director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, John Ratcliffe, informó a periodistas en una comparecencia del FBI el pasado 21 de octubre, que Rusia e Irán están “tomando medidas específicas para influir en la opinión pública” referente a las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos. De acuerdo a las declaraciones de Ratcliffe, se ha encontrado participación de Irán, específicamente del grupo ultraderechista Proud Boys como representantes indirectos de dicho país, en el diseño y envío de correos electrónicos falsos a votantes demócratas ubicados en estados comoFlorida o Alaska, supuestamente intimidándolos e incitándolos a causar disturbios y a hacerle daño al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. 

Además, se señaló que se está distribuyendo un video “que sugiere que los individuos pueden votar de forma fraudulenta”. A pesar de estas afirmaciones, Ratcliffe asegura que la elección será completamente segura. El director del FBI, Christopher Wray, afirmó que se tendrá cero tolerancia a la interferencia extranjera en las elecciones de Estados Unidos o algún otro acto delictivo que ponga en riesgo la participación de los votantes y la confianza de estos en los resultados electorales. 

Con respecto a Rusia, y a pesar de que hasta ahora no hay evidencia concreta de que Rusia haya cambiado los recuentos de votos, se cree que si han de participar en la alteración de los resultados, se favorecerá el número de votos para la reelección del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo cual ocasionaría una creciente tensión entre los votantes, especialmente si la carrera presidencial es reñida. Las mayores preocupaciones giran en torno a que hackers rusos cambien, congelen o eliminen el registro de votantes o datos de encuestas, imposibilitando el acceso a las papeletas electorales e invalidando las papeletas por correo.

Estados Unidos percibe a Moscú como una mayor amenaza a la estabilidad electoral, esto debido a que en días recientes se registró un hackeo de diversas redes estatales y locales que le permitirían a Rusia un acceso más amplio a la infraestructura de votación estadounidense. Dicho hallazgo se produjo después de que las agencias de inteligencia estadounidenses se filtraran también en las redes rusas, reuniendo detalles de lo que se cree son planes para interferir en las próximas elecciones, antes o después del 3 de noviembre. 


A pesar de la amenaza que representa Rusia en la estabilidad en las elecciones estadounidenses, la atención se ha centrado en la interferencia por parte de Irán, hecho que ha sido cuestionado por Jeh C. Johnson, ex secretario de seguridad nacional durante la administración de Barack Obama. Johnson declaró que la administración de Trump está dispuesta ha ahondar en las acciones iraníes, las cuales supuestamente pretenden lastimar al presidente, que lo que los rusos podrían hacer para ayudar a Donald Trump (sic): “Si los rusos han violado los datos de registro de los votantes, entonces el pueblo americano merece saber de su gobierno lo que creen que los rusos harán con esa información”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *