Elecciones en Polonia: ¿Qué sigue después de la victoria de Andrzej Duda?

Mundo

Escrito por: Mariana González Correa

 El 13 de julio del presente año, se dieron a conocer los resultados de las elecciones presidenciales en Polonia, las cuales habían sido pospuestas desde mayo por la pandemia causada por el COVID-19. La lucha electoral se centró en dos candidatos: Rafal Trzaskowski, actual alcalde de Varsovia, por parte de la Coalición Cívica (KO), y Andrzej Duda, actual presidente de Polonia por parte del partido Ley y Justicia (PiS). Después de una ardua batalla en las urnas, donde en la primera vuelta, Duda obtuvo el 43.5% de los votos y Trzaskowski el 30.35%, en la segunda vuelta el candidato del PiS consiguió la reelección, con el 51.2% de los votos, volviéndose la victoria presidencial más cerrada desde 1989.

Ahora, la pregunta reside en qué impacto tendrán estos resultados en Polonia en materia de derechos humanos, puesto que Duda es un conocido conservador en contra de la comunidad LGBT+, lo cual, además de las tendencias populistas del PiS, han comprometido la relación de este país con la Unión Europea (UE).

Al ganar las elecciones, Andrzej Duda puede continuar con el programa conservador de su partido por otro periodo presidencial más. Durante su primer mandato, las políticas aplicadas, influenciadas fuertemente por la tradición católica, han causado polémica dentro del mismo país y en la UE. A pesar de que ha implementado acciones con un impacto social importante, como el Programa 500+ que ha sacado de la pobreza a muchas familias polacas, igualmente ha habido políticas alarmantes relacionadas con violaciones a los derechos humanos.

Por un lado, Duda se ha mostrado totalmente en contra de los derechos de la comunidad LGBT+ hasta al punto de jurar que protegería a las familias polacas de la “ideología LGBT”, que según él, es todavía más dañina que el comunismo. En su primer mandato, un tercio del país se declaró “zona libre de LGBT”, donde se puede excluir a cualquier persona fuera de la cisheteronormatividad con la aprobación del gobierno. Adicionalmente, declaró hace un par de semanas que en la constitución debería de prohibirse la adopción para parejas del mismo sexo, para “garantizar la seguridad del niño y una educación adecuada”, por lo que mandó un borrador de una enmienda presidencial sobre dicho asunto el lunes de la semana pasada para presentarlo ante el parlamento. 

Por otro lado, estas acciones, en adición a otras que atentan contra los principios democráticos europeos, han escalado las tensiones con la UE. En primer lugar, sobre las “zonas libres de LGBT”, el Parlamento Europeo votó a favor de una resolución que condena la discriminación contra la comunidad en 2019, pidiendo a Polonia revocar estas disposiciones en concordancia con sus leyes nacionales, sus obligaciones como miembro de la UE y el derecho internacional. En segundo lugar, desde 2015, los choques han sido constantes entre Polonia y esta organización, a partir de la propuesta de reformas al poder judicial polaco que van en contra de los principios del Estado de Derecho de la Unión Europea.

En 2017, la Comisión Europea impuso sanciones a este país y, en 2018, el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que estas reformas contravienen la ley de la comunidad europea, por lo que Polonia tuvo que revertir algunas de las leyes. No obstante, para finales del 2019, se aprobó una norma jurídica que facilita el despido de jueces que cuestionen la legitimidad de otros jueces escogidos por el Consejo Nacional de la Judicatura, quien es controlado actualmente por PiS, debido a un cambio en la ley en 2018.

Esto, a final de cuentas, representa una amenaza a los contrapesos necesarios en una democracia. Por lo tanto, de acuerdo con jueces de la Corte Suprema polaca, estas reformas judiciales podrían traducirse en la partida de Polonia de la Unión Europea en el largo plazo, ya que amenaza la supremacía de la ley de esta organización sobre la ley nacional.

Por consiguiente, la reelección de Andrzej Duda puede tener repercusiones significativas en el contexto polaco actual. Por una parte, en relación con la comunidad LGBT+, diversos activistas consultados por BBC News afirman que las cosas se van a poner peor. Con la promesa de prohibir hablar sobre temas LGBT+ en las escuelas, el matrimonio igualitario y la adopción para parejas del mismo sexo, Duda comenzará su segundo mandato.

Además, la violencia contra esta comunidad ha ido en aumento, según la organización Rainbow Europe, quien le ha dado a Polonia una calificación del 19% en una escala de 0% al 100%, donde el 0% representa que se perpetran violaciones graves a sus derechos humanos y el 100% es el respeto pleno a sus derechos. Por ende, las personas LGBT+ en Polonia están en riesgo, pues su existencia les parece una amenaza a los valores católicos predominantes en dicho país.

Por otra parte, los desacuerdos con la UE se espera que prevalezcan, ya que la agenda política de Duda tendrá continuidad. Esto podría tener efectos directos en cuanto a la discusión sobre el Fondo de Solidaridad por el COVID-19, pues Polonia es el mayor receptor de fondos presupuestarios de la comunidad europea, por lo que algunos de sus miembros están a favor de condicionar estos pagos al cumplimiento polaco de los principios de la organización. En caso de que se siguiera este mecanismo, Polonia podría aceptarlo y comprometerse a cambiar sus políticas, sin embargo, también podría no aceptar el dinero adicional de la UE para tener libertad sobre dichas políticas, siendo, hasta este momento, el escenario más probable.

Sin importar por dónde se vea, la victoria de Duda en las recientes elecciones puede tener efectos importantes en la situación en declive de los derechos humanos de una comunidad tan vulnerable como lo es la LGBT+ en Polonia, además de que puede empeorar la relación, ya dañada, desde su primer periodo presidencial con la Unión Europea.

1 comentario sobre "Elecciones en Polonia: ¿Qué sigue después de la victoria de Andrzej Duda?"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *