El Vaticano reafirma su postura frente al suicidio asistido y la eutanasia

Mundo
Fuente: Pxfuel

Escrito por: Carolina Nava Estrada.

El pasado martes 22 de septiembre, el Vaticano publicó un documento titulado Samaritanus Bonus a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el cual expresa su oposición a temas como la eutanasia y el suicidio asistido, a lo que llaman “fases críticas y terminales de la vida”, además de calificarlas como un “pecado grave”. 

La Carta publicada comienza por recordar a la población mundial que la iglesia católica espera un comportamiento de buen samaritano y que, a pesar de que reconoce todos los avances tecnológicos y médicos, también apunta a que el progreso en las destrezas de los agentes sanitarios reclama una creciente y sabia capacidad de discernimiento moral, para evitar el uso desproporcionado y deshumanizante de las tecnologías, incitando así a los pastores y a sus creyentes a buscar aclarar sus decisiones morales y proveer una orientación práctica sobre cómo asistir a estas personas.

Después de estas afirmaciones, en el documento se reconoce a la eutanasia, el aborto y el suicido como prácticas que deliberadamente “degradan la civilización humana, deshonran más a sus autores que a sus víctimas y son totalmente contrarias al honor debido al Creador”, por lo tanto, en dicho documento la iglesia católica anima a acompañar a pacientes terminales en su sufrimiento y acusa a las ideas utilitaristas de ultrajar el concepto de vida digna y de compasión; asegurando que “la compasión humana no consiste en provocar la muerte, sino en acoger al enfermo, en sostenerlo en medio de las dificultades, en ofrecerle afecto, atención y medios para aliviar el sufrimiento” .

Estas declaraciones se llevaron a cabo en momentos donde países tradicionalmente católicos como España y Portugal, comenzaran a buscar reformas de ley que despenalicen la eutanasia y el suicidio asistido. En España se busca una reforma en el Código Penal que cambie la redacción del artículo 143 por la siguiente redacción:No será punible la conducta del médico o médica que con actos necesarios y directos causare o cooperare a la muerte de una persona, cuando ésta sufra una enfermedad grave e incurable o enfermedad grave, crónica e invalidante”

Ante la búsqueda para realizar cambios en la ley que garantizan la eutanasia como un derecho, la iglesia católica reafirma sus ideales y expectativas que tiene sobre las leyes de todos los países, asegurando que las prácticas mencionadas anteriormente deben ser consideradas como crímenes contra la humanidad.

Deja un comentario