“El maquillaje como forma de revolución en Corea del Norte”

Mundo

Escrito por: Melissa Tovar Becerra

La actriz Nara Kang huyó de Corea del Norte en el 2015 para poder librarse de un régimen que no le permitía tener libre expresión; el régimen controlaba la ropa que usaba y hasta la manera en la que se amarraba el cabello. Hoy, la actriz es libre de usar labial rojo, rubor naranja y colores brillantes en sus ojos. Nara Kang comenta que para ella, la belleza es libertad y ahora siente que tiene el control sobre su propia belleza.

En la provincia donde vivía Kang, las mujeres solo podían usar color rosa claro en los labios, mientras que el labial rojo estaba prohibido. Kang explica cómo usar labial rojo es inimaginable en Corea del Norte, ya que el color rojo representa el capitalismo y es por eso por lo que no se les permite a las personas usarlo. Cuando Nara Kang vivía en su ciudad natal, se veía obligada a caminar los callejones para evitar a los “Gyuchaldae”, quienes son considerados los policías de la moda. Usar ropa demasiado “occidental” como minifaldas, jeans pegados, y playeras con frases en inglés, son actos mal vistos que pueden ser castigados. Los castigos van desde poner a la persona a la mitad de la plaza de la ciudad para que esta reciba críticas de las personas que van pasando, hasta ser obligados a hacer trabajo forzado.

A pesar de dichos castigos, los millennials no tienen miedo de romper las reglas, ya que, aunque Corea del Norte es en uno de los países más restrictivos, siempre puedes encontrar un mercado negro donde venden productos originarios de otros países. Estos lugares se cubren en forma de mercados locales donde se vende fruta, ropa y productos del diario; aunque muchos norcoreanos solo van a estos lugares a comprar cosas de uso cotidiano, estos mismos mercados son el único lugar donde pueden conseguir artículos restringidos que van desde series de televisión hasta maquillaje o ropa, principalmente provenientes de Corea del Sur. 

Sokeel Park, directora de investigación del grupo “Libertad en Corea del Norte” dice que los habitantes de Corea del Norte están adquiriendo cultura del resto del mundo; si los norcoreanos ven series de Corea del Sur, van a querer cambiar la manera en la que se maquillan y se visten.

Los mercados negros son tan populares entre los millenials norcoreanos, que son referidos como “la generación del Jangmadang [mercado de agricultores, mercado local o mercado negro]. El estilo de las mujeres de Corea del Norte cambia de acuerdo con el estilo que se muestra en las series de Corea del Sur. La ropa y el maquillaje no son solo modas pasajeras, son una señal de un cambio en la sociedad.

Las jóvenes que están comprando maquillaje de contrabando no solo lo usan para experimentar, sino también para romper con las barreras establecidas de lo que es aceptable para el gobierno; al cambiar la manera en la que se ven, exponen su disposición a romper las reglas y demandan un cambio. Kang señala que el control de los ciudadanos norcoreanos tiene un límite. El gobierno se está dando cuenta que la generación de los millennials está rebelándose, lo cual está empujándolos a adaptarse y a permitir cierto grado de flexibilidad para poder mantener el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *