El Little Black Book de Jeffrey Epstein es más que un listado de nombres.

Mundo

Por: Yasmín Nava

Jeffrey Epstein, el empresario multimillonario estadounidense, inversor, relacionado en la esfera política y económica de Estados Unidos, nunca desapareció del radar como lo hemos pensado las últimas horas. La información sigue navegando en internet y la resolución de su caso aún no ha terminado debido a la carga política al estar implicados Donald Trump y el expresidente Bill Clinton.

Debido a las recientes protestas en Estados Unidos, Anonymous vuelve a las redes sociales para advertir a Trump que su historia de tráfico de niños y violación saldrá a la luz, además de culparlo por haber mandado matar a Jeffrey. Al mismo tiempo compartió el documento original del Little Black Book, en donde aparecen nombres de reconocidos famosos que podrían estar implicados en el Plan de la Pirámide Sexual que Epstein construyó con su pareja y mano derecha, Ghislaine Maxwell.

La primera vez que se supo de la existencia de este libro fue en 2009, cuando el ex gerente de Jeffrey, Alfredo Rodríguez, intentó venderlo. En este se puede encontrar el nombre de las víctimas y cómplices, así como direcciones, números telefónicos y correos electrónicos. Sobre el mismo, Alfredo circuló algunos nombres sin dar explicaciones del por qué de su acción. Finalmente fue publicado por Gawker en 2015. Contrario a lo que todos pensarían, el libro no es autoría de Jeffrey, sino que sus empleados juntaban información relevante, principalmente de llamadas y viajes que su jefe hacía hasta compilarlas en un libro.

Fue hasta el 22 de febrero que comenzó a compartirse una versión digital de la lista en formato PFD por el grupo OpDeathEaters, pero fue el 31 de febrero cuando se dio a conocer el documento original en el que se pueden ver algunos de los nombres circulados, ahora, ¿qué relevancia tenían para hacer la distinción? Alfredo murió en 2019 antes dar algún tipo de declaración con respecto a sus anotaciones en la lista. 

El Little Black Book, tomó un significado diferente; se convirtió en un símbolo de control ejercido por una persona con dinero, incluso con sus amistades. Sin embargo, no es la primera vez en la historia que se sabe de un “libro negro”,  La lista de Damas de Covent Garden de Harris era una guía anual de las prostitutas y sus especialidades a mediados del siglo XVIII, es por ello que, el término “libro negro”, ha hecho referencia a los directorios secretos de crímenes entre conspiradores.

Algunas de las celebridades que se han enterado de su presencia en el libro de Jeffrey, aseguran no conocerlo o nunca haber asistido a algunas de sus fiestas, reuniones o vuelos y es que hay un punto importante que parecen pasar por alto: las víctimas. ¿Por qué no se han registrado denuncias contra los famosos, si también eran cómplices de Epstein y sus abusos sexuales? En redes sociales solo se habló de aquellas personas que se encontraban en la lista.

Recordemos que el 10 de agosto del 2019 el empresario es encontrado muerto en su celda tras un suicidio. No obstante, hay quien piensa lo contrario, pues el 24 de julio del mismo año, se encontró herido en su celda. Es por ello que hasta su muerte sigue siendo una incógnita, que el morbo tras su suicidio y repasar una y otra vez los nombres de la lista esperando no encontrar a nuestro famoso favorito, es más importante que las cientos de víctimas que Jeffrey Epstein reunió a base de un triángulo perfecto: dinero, poder y control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *