¿COVID 19 y otros virus?

Mundo
Créditos: Kuma Kum

Escrito por: Karime Simán

A partir del surgimiento del COVID-19, en los últimos meses se han desatado una serie de noticias que indican el surgimiento de nuevos virus o el resurgimiento de virus que generaron pánico y desastre en el pasado. Nos han advertido acerca de ellos y han declarado alerta sanitaria para mantenernos al tanto; dos ejemplos de esto, ambos surgidos en China, son una variante de la gripe porcina y la peste bubónica, que si bien creíamos que esta última ya había sido erradicada, aparecieron nuevos casos que nos tomaron por sorpresa.

La nueva gripe porcina

Ya habían aparecido casos de gripe porcina en el pasado, sin embargo, este es otro virus al que los científicos llamaron G4, el cual tiene potencial pandémico ya que es descendiente de la gripe porcina H1N1 surgida en el 2009. Esta también generó una pandemia que, aunque no tuvo el mismo alcance que el coronavirus, igualmente fue un tanto desastrosa.

No obstante, el virus no apareció este año, sino que fue descubierto por científicos que realizaron un programa de vigilancia entre 2011 y 2018 a más de 30.000 cerdos, de los cuales tomaron muestras nasales; fue en este momento cuando se detectó el virus. A pesar de ello, este año el país asiático advirtió sobre una nueva cepa de esta gripe; a esto los científicos respondieron que por el momento este virus no representa una amenaza mundial, debido a que no hay suficiente evidencia para demostrar que el G4 se transmite de persona a persona.

La peste bubónica

Como bien sabemos, la peste bubónica apareció en el siglo XIV, es decir, en la Edad Media; esta afectó principalmente a Europa y ha sido de las pandemias más desastrosas a lo largo de la historia. Al haber surgido hace siglos y supuestamente haber sido erradicada, nadie se imaginaría que este año tendríamos nuevos casos de tan desafortunado evento.

El pasado domingo en la ciudad de Mongolia, un hospital de Bayannur reportó un nuevo caso de peste negra y se emitió una alerta sanitaria. Aunado a esto, surgieron otros tres casos; uno de un niño de 15 años, el cual aún no está confirmado, pero es sospechoso; y los otros dos casos se tratan de dos hermanos que consumieron carne de marmota. Afortunadamente, los casos se encuentran controlados, y según la OMS, este virus es normalmente endémico y no se transmite fácilmente entre humanos; por lo tanto, hay que mantener la calma, pero también seguir las medidas sanitarias que se nos han impuesto a raíz del surgimiento del COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *