Continúan los ataques entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj

Mundo

El conflicto militar entre Armenia y Azerbaiyán ha escalado violentamente en las últimas semanas. Este se originó por la disputa sobre el control de la región de Nagorno Karabaj a pesar de los múltiples intentos internacionales de establecer un cese al fuego o una tregua.

Soldados armenios caminan frente a una casa destruida por bombardeos azerbaiyanos en la ciudad de Stepanakert, la ciudad más grande en Nagorno Karabaj, el 6 de noviembre del 2020.
Fuente: Radio Free Europe

Escrito por: Abril Cabrera

Desde el pasado 27 de septiembre, cuando el enfrentamiento entre las fuerzas de ambos países se reanudó, se estima que ha habido centenares de bajas militares y también decenas de muertes de civiles, sin embargo, es posible que estas cifras sean superiores ya que las autoridades de Azerbaiyán no comunican sus pérdidas militares. Se sabe que en los ataques se han utilizado artillería, misiles e incluso bombas, pues la segunda ciudad más importante de Nagorno Karabaj, Shusha, fue bombardeada a principios de octubre. 

Hasta ahora, se ha intentado establecer, con la ayuda internacional, tres treguas que han fallado por completo. Los enfrentamientos entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas han desplazado aproximadamente a la mitad de la población de esta región en disputa.

La historia detrás del conflicto

La región montañosa Nagorno Karabaj, ubicada en el Cáucaso, es reconocida internacionalmente como parte de Azerbaiyán, un país con mayoría musulmana, con lengua y cultura propias, mientras que la población de Nagorno Karabaj es cristiana y de etnia armenia. En 1988 comenzaron los enfrentamientos de esta región separatista con Azerbaiyán, y tres años después, tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Nagorno Karabaj proclamó su independencia, la cual no fue reconocida por estados miembros de la ONU, con el apoyo de Armenia

La Guerra del Alto Karabaj (1988-1994) causó cerca de 30,000 muertes. Finalmente, en 1994 la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), presidida por Francia, Rusia y Estados Unidos, negoció un alto al fuego entre estas dos naciones ex soviéticas en el territorio, mas no se ha podido establecer un tratado de paz. Hasta la fecha, Nagorno Karabaj cuenta con el apoyo político, militar y económico de Armenia.

Intentos de treguas

El cese al fuego ha sido violado en varias ocasiones, como lo fue en abril del 2016, durante la llamada Guerra de los Cuatro Días, que terminó con cerca de un centenar de vidas. Sin embargo, desde que se estableció esta tregua, no habían ocurrido enfrentamientos tan violentos como los que están sucediendo ahora mismo.

Tras el inicio de los ataques el 27 de septiembre, el 10 de octubre Armenia y Azerbaiyán acordaron establecer una tregua tras 10 horas de discusión en Moscú, Rusia. Durante este cese, se permitiría un intercambio de prisioneros y la recuperación de múltiples cadáveres. Sin embargo, horas después de este acuerdo, ambas naciones se acusaron mutuamente de haber violado el alto al fuego. Incluso hubo bombardeos a zonas civiles en la ciudad de Ganja. Cabe mencionar, que unas horas después de establecida la tregua, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, mencionó en un discurso lo siguiente: “(…) ahora el conflicto se decide por la vía militar. La vía política vendrá después.” Un día después, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell expresó la preocupación de la Unión Europea por las violaciones a la tregua.

Se trató de establecer una segunda tregua que entraría en vigor el 18 de octubre, pero esto, de nuevo, no duró más de unas horas cuando de nueva cuenta ambas naciones se acusaron mutuamente de seguir atacándose. Momentos más tarde, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, expresó que el conflicto en Nagorno Karabaj no puede tener una solución diplomática y, abiertamente, pidió a los ciudadanos que fueran a luchar hasta lograr la victoria o la derrota.

Una tercera tregua se intentó implementar el 25 de octubre, esta vez en Washington, con la mediación del Secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo. Inclusive el mandatario Donald Trump felicitó vía Twitter a los líderes de Armenia y Azerbaiyán y a su equipo, pero la tregua se rompió horas después. Por ahora continúan aumentando las muertes de los cuerpos militares y civiles de ambas naciones.

Además de la crisis humanitaria que se vive en Nagorno Karabaj, la comunidad internacional teme que el conflicto cause desacuerdos internacionales, pues es sabido que Turquía apoya abiertamente a Azerbaiyán, mientras que Rusia mantiene una alianza militar con Armenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *