Continúan disturbios en Túnez entre jóvenes manifestantes y policías

Mundo

El sábado 23 de enero en Túnez, una nueva ola de enfrentamientos entre jóvenes manifestantes y fuerzas de seguridad han sacudido al país. Las protestas comenzaron el 15 de enero como respuesta a la crisis política y de salubridad dentro del territorio. 

Manifestantes en un suburbio de Túnez el lunes 18 de enero.
Fuente: Metro Libre

Escrito por: Abril Cabrera

Hasta el momento, se han detenido cerca de 1,200 jóvenes que oscilan entre los 15 y 25 años, según indica el Ministerio del Interior tunecino. Un día previo al comienzo de las protestas, en las cuales se han registrado saqueos, vandalismo y detenciones, el gobierno había decretado un estricto confinamiento de cuatro días, además de un toque de queda, debido a la pandemia de Covid-19. 

Las manifestaciones iniciaron el viernes 22 de enero en Ettadhamen, uno de los barrios más desfavorecidos de la capital, Túnez. Estas manifestaciones también encontraron espacio en Siliana, Susa y Nabeul, ciudades cercanas a Ettadhamen. No tardaron en expandirse las protestas al resto del país, donde las fuerzas de seguridad arrestaron a varias decenas de jóvenes en la primera noche, la cual fue marcada por violentos enfrentamientos.

Al día siguiente, de nuevo en la capital, decenas de personas se posicionaron en contra de los arrestos y la fuerza policial. A esto le siguieron cinco noches más de protestas que incluyeron vandalismo a edificios gubernamentales, saqueos a negocios, bloqueos a calles, y violencia policial. Inclusive hubo una marcha pacífica en la ciudad de Túnez, misma que fue disuelta por fuerzas de seguridad.

Durante estos días, en redes sociales, se compartió contenido, ciertas publicaciones difundidas por la organización no gubernamental Amnistía Internacional, en donde se muestran a policías arrastrando y golpeando a las personas detenidas, además de darse a conocer testimonios de ciudadanxs que presenciaron el uso ilegítimo de fuerza en distintas comisarías, donde llevaban a lxs detenidxs.

De nueva cuenta, este sábado se reanudaron tanto las protestas como los enfrentamientos, a los cuales además de asistir jóvenes, lo hicieron los partidos de izquierda en la avenida central de la capital, Habib Bourguiba.

Amnistía Internacional, se ha pronunciado en contra de las detenciones y ha pedido que se liberen a lxs tunecinxs que han sido arrestadxs arbitrariamente. 

Por el otro lado, autoridades gubernamentales de Túnez han expresado públicamente que no se trata de protestas espontáneas, sino que es vandalismo financiado por partidos políticos.

Si bien las demandas de lxs manifestantes aún no están del todo definidas, la población en general se expresa insatisfecha con el poco cambio que ha habido desde que terminó la dictadura de Zine el Abidine Ben Alí, en 2011. Durante los últimos diez años, el país norteafricano ha vivido una deficiencia de servicios públicos, un drástico aumento de la deuda exterior y la deuda pública, una gran tasa de desempleo, así como corrupción e inestabilidad en el gobierno, pues en los últimos 12 meses, Túnez ha contado con tres gobiernos distintos y ha cambiado cuatro veces al responsable del Ministerio de Sanidad desde febrero del 2020.

Dentro el contexto de la pandemia, la situación en Túnez registra que, hasta el momento, se cuenta con cerca de 180,000 casos por COVID-19 y más de 5,600 fallecimientos.