China vs Reino Unido, crece la tensión

Mundo

Escrito por: Ulises Romero

El gobierno de Reino Unido suspendió este lunes los acuerdos de extradición que se tenían con Hong Kong. Esto debido a la severa ley de seguridad nacional que China ha impuesto. Aunado a esto, los británicos decidieron colocar a Hong Kong bajo un embargo de armas. Estas medidas agudizan de manera significativa la riña diplomática que se tiene con el país asiático y cabe mencionar que países como Australia, Canadá y Estados Unidos, han tomado medidas similares con antelación.

            Dominic Raab, secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, expresó públicamente su preocupación ante la nueva ley en China y las presuntas violaciones a los derechos humanos que esta conlleva. Dicha ley fue impuesta en Hong Kong con el objetivo de ponerle fin a la oposición hacia el Partido Comunista. Fue aprobada el 30 de junio del presente año y concede a Pekín las facultades para reprimir crímenes políticos, como lo son la colusión y el separatismo.

Ante esto, Liu Xiaoming, el embajador chino en Londres mencionó que “el gobierno británico no debería bailar al ritmo que le marcan los estadounidenses”. Esto debido, entre otras cosas, a que, en los últimos días, el gobierno del país europeo puso en marcha una nueva ley que impone prohibiciones de viaje y congelación de activos a los sospechosos de atentar contra los derechos humanos, lo cual es una norma ya existente en Estados Unidos. Los británicos justifican la decisión de su gobierno declarando que se trata de una respuesta razonable ante el fracaso de China al momento de honrar sus obligaciones internacionales respecto a Hong Kong.

El embajador Xiaoming no se mostró dubitativo al momento de mencionar que la respuesta de China será firme, declarando que ellos también aplicarán sanciones a los funcionarios británicos. Además, mencionó que, aunque las personas señalen a China por volverse un régimen agresivo, eso es totalmente incorrecto. El embajador dijo que el país asiático no ha cambiado en lo absoluto y responsabilizó a las naciones occidentales, entre ellas a Estados Unidos, por comenzar la llamada “nueva Guerra Fría” en China.

Desde el anuncio de la ya mencionada ley, China sufre de protestas internas y la desaprobación internacional. Críticos alrededor del mundo perciben que esta decisión va a ponerle fin a las libertades que goza Hong Kong, que, aunque es parte de China, posee privilegios que no existen en la parte continental del país asiático. Por otra parte, Pekín califica dicha ley como necesaria justificando que es fundamental para abordar cuestiones de terrorismo y colusiones con elementos extranjeros.

Los días pasan y las tensiones entre Reino Unido y China aumentan en gran medida. Ante los ojos del gobierno chino, los británicos son una marioneta de la política exterior de Estados Unidos. Muchas personas en China siguen molestas e inconformes por la decisión que tomó Reino Unido de prohibir la tecnología de Huawei en el despliegue de la red 5G. Además, el país asiático recrimina a los británicos por ofrecer refugio a ciudadanos de Hong Kong afectados por las nuevas normas de seguridad en el país. Los factores se siguen sumando y no se ve que ningún frente vaya a limitar sus medidas o modificar su postura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *