La CELAC se reúne en pro de la integración de la región latinoamericana y caribeña.

Mundo

La CELAC se reunió el pasado sábado para abordar temas como la insuficiencia sanitaria ante el COVID-19 y la importancia de fortalecer el mercado en la región, a pesar de algunos desacuerdos ideológicos.

Escrito por: Emilio Durán Torres

Imagen: Unotv.com

El pasado 18 de septiembre La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se reunió en la Ciudad de México con el propósito de buscar la integración de los 600 millones de habitantes en los 31 países que comprende la región. Durante el discurso inaugural se notó la ausencia de los jefes de Estado de Venezuela, Argentina y Nicaragua; por otro lado se hizo hincapié en la búsqueda de fortalecer el mercado del continente con un acuerdo que contemple a Estados Unidos y Canadá. Además, la cumbre se centró en crear un plan regional de vacunas, un fondo contra desastres y el posicionamiento unificado ante la OEA con la intención de dejar en el olvido el Monroísmos y el Bolivarianismo, retomando la ola progresista. 

Durante la reunión el presidente de Paraguay y Uruguay desconocieron al gobierno de Venezuela, así mismo se señaló la falta de democracia plena, la no separación de poderes y la falta de libertad de expresión no solo en el gobierno de Venezuela, sino también en Nicaragua y Cuba. A lo que Nicolas Maduro denunció un acoso contra el régimen; culminando con el abandono del presidente uruguayo de la reunión.

Asimismo se comentó la propuesta de una agencia reguladora de vacunas contra COVID-19, la recaudación de 15 mdd para un fondo contra desastres y efectos de cambio climático.

La presencia de Diaz-Canel y Maduro no fue bien vista, tanto por los miembros como por otros actores internos e internacionales; a pesar de esto el presidente Lopez Obrador aseguró que “México es la casa de todos” y agregó que la relación fraterna fuera de las ideologías políticas no fue del agrado de sus adversarios. Lo sucedido durante la VI Cumbre de la CELAC fue de tal trascendencia que la Casa Blanca para America Latina emitió un comunicado reafirmando su apoyo a Uruguay y Paraguay dentro del conflicto, aunque admitió no siempre haber estado del lado correcto de la historia y aseguró velar por algo más que izquierda y derecha.

En suma, a pesar de los desacuerdos político-ideológicos durante la cumbre y el desconocimiento de ciertos gobiernos. La cumbre sorteó las dificultades particulares para obtener resultados positivos para la región, teniendo como bandera la aprobación de lineamientos de la CEPAL para autosuficiencia sanitaria en America Latina por el rezago que se ha vivido, especialmente en cuestiones referentes al COVID-19.